HNA

Home / Arquitectura-Emp / Una buena persiana hace un edificio más ecológico

Una buena persiana hace un edificio más ecológico

Texto: José López, responsable del departamento técnico de Persax

Una de las preguntas que más hago a los clientes de Persax es si saben cuánta energía derrocha su casa o negocio, una cifra que habría que multiplicar por el número de locales o viviendas del conjunto edificatorio. ¿El resultado? Tenemos un edificio que seguramente suspende en materia de eficiencia.

Algo es claro, nuestro mapa inmobiliario sigue perdiendo energía. Solo el consumo de las viviendas españolas supone alrededor del 20% del total del país, un consumo que ha ido creciendo en los últimos 15 años y que supone un derroche que nuestro planeta no se puede permitir. La energía que se pierde a través de las paredes, cubiertas y ventanas de un edificio supone el mayor porcentaje de pérdida energética en el conjunto edificatorio. En concreto, la solución que se dé para cubrir los huecos de iluminación es clave. Según asegura el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), entre el 25 y el 30% de la energía que se produce en los hogares se destina enteramente a cubrir lo que se pierde por las ventanas. En verano el frío producido por el aire acondicionado no se almacena del todo en el interior y se va perdiendo en el exterior a través del cerramiento, y especialmente, de sus huecos. Y en invierno tenemos el mismo caso pero en sentido opuesto, lo que perdemos es el calor generado por la calefacción.

Al analizar la edificación de nuestro país, no tanto en las construcciones nuevas construidas con los nuevos criterios marcados por el CTE obviamente, encontramos que muchos de nuestros edificios actúan como auténticos depredadores de energía, situación que se refleja de forma directa en el gasto real de nuestra factura. Una vía rápida para conseguir que nuestra vivienda sea más ecológica es contar con buenos sistemas de protección y control solar en nuestras ventanas. Algo para lo que llevamos investigando mucho tiempo en Persax. Nuestros sistemas están pensados para reducir el consumo energético y minimizar el uso de climatizadores en un hogar que requiera rehabilitación o en una obra nueva.

Es tan sencillo como que los sistemas de protección y control solar adecuados reducen el intercambio de calor y frío a través de las superficies y huecos del cerramiento de un edificio. Los sistemas como persianas, mallorquinas, venecianas de exterior, lamas, etc., sirven para controlar el impacto de la radiación solar, modificando la temperatura exterior de los cerramientos influyendo en la transmisión de la energía calorífica, consiguiendo alterar notablemente el paso de calor y frío. Así, en verano se reduce la transmisión del calor del exterior al interior y en invierno se consigue el mismo efecto en sentido contrario, lo que reduce la necesidad de aire acondicionado y calefacción con el consiguiente ahorro en el consumo de energía y por tanto de emisiones de dióxido de carbono, de hasta del 30%.

Como responsable del departamento técnico de Persax y, como consumidor responsable, considero que para hacer un uso comprometido de la energía es fundamental conservar la temperatura ideal de nuestros hogares y estancias, con la utilización de buenos productos, aprovechando lo máximo posible la luz natural y evitando la pérdida de energía. Un diseño óptimo de las estancias, contando con los profesionales adecuados en cada caso es siempre una apuesta segura. Arquitectos, ingenieros, diseñadores de interiores, y profesionales de los distintos oficios, están siempre dispuestos a aportar la solución óptima desde aquellos campos en que son especialistas.

A la hora de analizar la influencia en aspectos de eficiencia energética en el caso del sistema de persiana, hay que tener en cuenta sus dos partes principales: la lama y el cajón de la persiana.

La lama de la persiana contribuye eficazmente a mejorar el aislamiento del edificio al reducir la incidencia solar que atravesará el vidrio y llegará al interior de la estancia. Es poco conocido el dato de que con un simple gesto como abrir o cerrar una persiana se puede controlar la temperatura de la estancia en varios grados, además de la entrada de ruidos desde el exterior.

Cuando la persiana está completamente bajada, algo que ocurre habitualmente por la noche, supone una capa añadida que mejora el aislamiento térmico global del cerramiento. En este sentido, las lamas de aluminio perfilado rellenas de poliuretano son las más aconsejables, en especial los modelos de alta densidad, que se caracterizan por su alta resistencia debido a la mayor densidad de poliuretano, proporcionando a la ventana una mayor resistencia térmica.

En cuanto al cajón de persiana, hay que tener en cuenta que no todos los que existen en el mercado son iguales. Para valorar cuál utilizar es importante conocer cuál es el valor de su coeficiente de transmitancia térmica (U), que es el flujo de calor (W) entre la superficie (m2) y la diferencia de temperatura (K). De este cálculo se obtiene un resultado, y cuanto menor valor resulte, mayor es su eficiencia.

Por tener un orden de magnitud, una ventana de buena calidad tiene habitualmente un coeficiente de transmitancia térmica de alrededor de  2W/m2K. Los cajones de persiana con aislamiento aportan prestaciones mejoradas de eficiencia energética, algo importante si tenemos en cuenta que la zona en fachada próxima al cajón de persiana es una de las áreas donde existe habitualmente pérdida energética.

Los cajones Energy (1,20 W/m2k) o Túnel (< 1 W/m2K) de Persax poseen valores de aislamiento térmico y acústico muy elevados, lo que los convierte en una de las mejores opciones que existe actualmente en el mercado, ya que están diseñados para facilitar el obtener las mejores calificaciones energéticas de la vivienda, aportando un mayor ahorro de energía y minimizando que el aire frío o cálido se adentre en el recinto.

En el cajón Energy, utilizamos materiales que tienen una  formulación con baja conductividad térmica. Se trata principlamente de PVC, con el que fabricamos el cajón,  y poliestireno expandido, con el que realizamos la pieza de aislamiento que añadimos en la tapa. Esta configuración obtiene un muy buen resultado de ahorro energético.

En el caso del Cajón Túnel, el aislamiento rodea por tres de sus lados a la persiana enrollada. Además, al ser un cajón que se integra totalmente en obra consigue unos valores excelentes y gran ahorro energético.

José López, responsable del dpto. técnico de Persax

En especial, es importante resolver constructivamente la unión del cajón con los elementos en su perímetro, para evitar el paso del aire y el consiguiente agravamiento del puente térmico. El 50% de fugas de aire se realizan habitualmente a través de ventanas, marcos, molduras, persianas y cajón de persiana, lo que se traduce en una influencia de entre el 30 y el 50% del consumo eléctrico en la climatización de las estancias. Una buena ejecución en obra mejora sustancialmente la confortabilidad térmica.

Los productos sellantes que emplean aislamiento en base a poliuretano, por ejemplo, consiguen gran estanqueidad, lo que implica una doble función: aislante y sellante. El poliuretano crea barreras al aire dentro de la envolvente de un edificio, sellando y aislando las zonas conflictivas como encuentros de ventanas, puertas y huecos de instalaciones, reduciendo la necesidad de calefacción y refrigeración al evitar fugas de aire y mantener temperaturas confortables en el interior. En Persax estamos en constante investigación con nuevos materiales que supongan una mejora térmica consiguiendo así un mayor ahorro energético.

Son pocos los cambios y muchos los beneficios de contar con unos buenos sistemas de control solar como las persianas para así empezar a ahorrar en energía y convertir nuestra vivienda o negocio en una espacio más ecológico.

About ProfesionalesHoy

Equipo editorial de ProfesionalesHoy

Te puede interesar

Lluís Comerón i Graupera, nuevo presidente del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España

Este jueves, 16 de noviembre, se han celebrado las elecciones a la presidencia del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España para el periodo 2018- 2021, resultando elegido por los Consejeros de la mesa del Pleno Lluís Comerón i Graupera.

Publicidad

Actualidad sobre eficiencia y recursos energéticos

Actualidad sobre paisajismo y jardinería

Actualidad sobre la obra pública