Bodegas Lustau y el restaurante Aponiente crean un nuevo jerez amontillado

Esta primavera 2017 tiene como protagonista la presentación del nuevo Yodo Amontillado, una creación de edición limitada que vuelve a unir a Bodegas Lustau y el restaurante Aponiente tras el nacimiento hace ahora un año de Yodo, un vino de Jerez con alma marinera pensado para acompañar la cocina del chef portuense Ángel León.

Tras el éxito de esa primera colaboración y con el firme objetivo de seguir ofreciendo un producto de calidad, nace ahora Yodo Amontillado, un vino de jerez fruto de la experiencia y conocimientos de Ángel León, Juan Ruiz Henestrosa y Sergio Martínez, que seleccionaron esta bota única de Amontillado, venencia en mano, de entre las mejores soleras de Lustau en el Castillo de San Marcos (El Puerto de Santa María).

De color ámbar con reflejos anaranjados, en nariz despliega intensos aromas de almendra y avellana con ciertas notas de ebanistería, tostados y vainillas. En boca es fresco, amplio y muy largo, con toques amargos. En palabras de Juan Ruiz, sumiller de Aponiente, Yodo Amontillado es “un amontillado de El Puerto de libro, de los que se enseñan y aprenden con el paso del tiempo, con un maridaje fácil capaz de echar una mano a cualquier plato complicado”.

Aponiente cuenta en la actualidad con dos Estrellas Michelin, galardones que reconocen el magnífico trabajo del Chef del Mar, Ángel León y su tripulación, entre los que se encuentra Juan Ruiz Henestrosa, sumiller y jefe de sala del restaurante, galardonado el pasado 2016 con el Premio Nacional de Gastronomía.

Sergio Martínez, enólogo de Lustau, es un perfecto conocedor de los vinos y las soleras que la bodega atesora después de una trayectoria de más de diez años recorriendo a diario las andanas que conforman los solerajes de Lustau.

Este nuevo Yodo Amontillado, con una edición limitada de mil botellas solo podrá disfrutarse en el restaurante Aponiente, donde armonizará con la particular cocina de Ángel León.