Entrevista a Javier Lorenzo, presidente de Asozumos

 

España ocupa una posición destacada dentro de Europa en cuanto a consumo de zumo, siendo el cuarto mayor mercado después de Alemania, y Reino Unido. Señal de que el sector viene haciendo bien los “deberes”. El desarrollo de productos innovadores justifica en parte su buena marcha, así como el trabajo de la asociación Asozumos, en aras de difundir las bondades de este producto y sus propiedades nutricionales para concienciar a la sociedad de la importancia que tiene el consumo de las frutas y sus derivados dentro de una dieta variada y balanceada. Javier Lorenzo, presidente de esta asociación nos habla en esta entrevista de las tendencias del mercado así como de las demandas del consumidor actual y apuesta de los fabricantes de zumos por la innovación en la elaboración de nuevos sabores.

 

Además del tradicional zumo de naranja, piña o melocotón, ¿qué datos nos puede aportar en cuanto a la tendencia hacia el consumo de otros sabores?

En general, la distribución por sabores no cambia sustancialmente de un año a otro. Los zumos de naranja, piña y melocotón continúan siendo por este orden los más consumidos y, de hecho, incluso han aumentado ligeramente su porcentaje en el mercado con respecto a años anteriores.

También observamos una evolución positiva en los productos multifrutas y en las combinaciones entre frutas y hortalizas. Asimismo, vemos una tendencia alcista en los zumos de frutos rojos gracias a su sabor exótico y sus propiedades antioxidantes, que contribuyen a contrarrestar el efecto de los radicales libres.

Como vemos, los nuevos sabores están teniendo buena acogida, pero el consumidor español es muy tradicional y no cambia fácilmente de sabor.

 

¿De qué forma las empresas productoras de zumos y néctares se están adaptando a las necesidades y demandas del consumidor actual?

Además de los nuevos sabores que comentábamos, las empresas trabajan en otros aspectos para adaptarse a los nuevos hábitos de los consumidores, por ejemplo, en nuevos formatos individuales fáciles de consumir fuera de casa. Hemos observado que el canal impulso ha aumentado ligeramente en 2016 con respecto a 2015, alcanzando el 9 %, así que para nosotros es importante atender estas nuevas tendencias de mercado.

También vemos que muchos consumidores se preocupan cada vez más por la calidad de los productos, la responsabilidad en la forma de producirlos y el medio ambiente. En este sentido, las empresas que forman parte de Asozumos, además de cumplir con todos los estándares marcados por las leyes, contribuyeron a poner en marcha la Asociación Española para el Autocontrol de Zumos y Néctares (AEAZN), un sistema único en el sector agroalimentario español que vela por la calidad y la autenticidad de los productos que llegan al mercado.

Por otra parte, se trabaja constantemente para lograr una mayor eficiencia en los procesos de producción y por acercarnos paso a paso al concepto de economía circular. Así, intentamos reciclar y reutilizar todos aquellos residuos y subproductos que todavía tienen valor, utilizar fuentes de energía sostenibles y realizar un consumo responsable del agua. No obstante, entendemos la sostenibilidad como algo global, que afecta a toda la empresa, no solamente a los aspectos medioambientales. Por este motivo, desde las empresas productoras de zumos trabajamos codo con codo con el resto de la cadena, desde los productores y las agrupaciones agrarias hasta los distribuidores, para mejorar las relaciones entre los distintos eslabones de la cadena y que esto se refleje en un mejor servicio a los consumidores.

 

¿Cómo valoraría la apuesta de los fabricantes de zumos por la innovación en la elaboración de nuevos sabores?

Pienso que el trabajo que están realizando las empresas españolas en cuanto a los nuevos sabores es excelente. Por una parte trabajan para desarrollar nuevos zumos a partir de frutas que hasta ahora se utilizaban en mucha menor medida como puede ser la granada, de hortalizas como el tomate o la zanahoria, o de combinaciones de ambas; y por otra parte también continúan mejorando los sabores tradicionales. Las empresas realizan mucho esfuerzo para desarrollar estos nuevos productos y ponerlos en el mercado, con el riesgo que conlleva siempre un lanzamiento, ya que la acogida por parte del público nunca está asegurada.

De todos modos, como comentábamos antes, la distribución del mercado por sabores es muy estable y los hábitos de los compradores cambian lentamente, así que la introducción de los nuevos sabores es un proceso largo.

 

Si diferenciamos la demanda de zumos según regiones de España, ¿qué tendencias de consumo se podrían destacar?

La demanda oscila bastante entre las distintas regiones de España. De acuerdo con los datos del Ministerio de Agricultura, las comunidades en las que se consume más zumo son las Islas Canarias y Andalucía y entre las que menos consumen se sitúan Asturias, Cantabria y País Vasco. No obstante, no disponemos de datos concretos sobre las tendencias de consumo de cada comunidad.

 

¿Cómo ha repercutido en la industria de los zumos el debate existente sobre el abundante uso del azúcar en las bebidas?

Es importante destacar que de acuerdo con la Directiva Europea 2012/12/UE los zumos no pueden llevar azúcares añadidos, por lo que los únicos azúcares que se pueden encontrar en estos productos son los que se encuentran de forma natural en la fruta con la que se elaboran. Sí observamos que existe una corriente de opinión negativa en torno a los zumos de frutas, debido al desconocimiento que existe de esta normativa y de lo que significa realmente un zumo de frutas.

Por una parte, recientemente hemos hecho frente a la entrada en vigor del impuesto sobre las bebidas azucaradas en Cataluña, donde hemos logrado dejar claro que los zumos de frutas no contienen azúcares añadidos porque así lo marca la ley y, por tanto, no deben incluirse dentro de este impuesto. La administración catalana nos ha reconocido esta especificidad en el producto y ha excluido a los zumos de las bebidas sujetas a este impuesto, así que para nosotros este es un paso importante en la buena dirección.

Por otra parte, en lo que se refiere a los consumidores, nos enfrentamos a un gran desconocimiento y a mucha desinformación, que afirma que los zumos de frutas contienen azúcares añadidos, cuando la normativa europea es muy clara al respecto y no autoriza la adición de azúcares a los zumos.

Esta desinformación se traduce en desconfianza por parte de algunos consumidores, que evitan los zumos creyendo que no son saludables. Por este motivo, una de las labores más importantes para Asozumos es informar clara y correctamente sobre los productos que se engloban dentro de la categoría de los zumos y cómo se elaboran, para que los consumidores puedan tomar una decisión de compra informada. Para ello, desde el año pasado, Asozumos participa junto a otros países europeos en la iniciativa “Fruit Juice Matters”, que en España adopta el nombre de “Zumo de Fruta, En serio” y que tiene por objetivo informar a la sociedad sobre las propiedades de los zumos de frutas de forma veraz y basada en evidencias científicas.

 

¿Qué importancia tiene el zumo de frutas 100 por 100 dentro de las dietas de los consumidores hoy en día?

Tiene mucha, ya que tan sólo el 4% de los niños y el 10% de los adultos consumen las cinco raciones diarias de frutas y hortalizas que se recomiendan. Aunque muchas personas lo desconocen, el Comité Científico de la Asociación 5 Al Día reconoce que una de estas cinco raciones puede tomarse en forma de zumo de fruta, de modo que aumentemos nuestra ingesta de frutas y hortalizas de forma sabrosa y sencilla. No obstante, el zumo debe integrarse dentro de una dieta variada y equilibrada y debe actuar siempre como un complemento de las frutas y hortalizas frescas, no sustituirlas.

 

¿En general, el consumidor de hoy en día en qué medida cree que está dispuesto a pagar un precio mayor por zumos de calidad superior, asociados con opciones saludables?

En general en el mercado vemos dos corrientes paralelas. Por una parte, el consumidor que busca el mejor precio y, por otra, el consumidor que busca los productos más novedosos y de máxima calidad aunque el precio sea superior. En los últimos años, gracias a la recuperación económica del país, esta última tendencia está aumentando. Por ejemplo, lo observamos en el caso que comentábamos antes de los frutos rojos, un nicho de mercado que está aumentando gracias a sus excelentes propiedades nutricionales.

De todas formas, siempre debemos buscar un equilibrio, que permita a los consumidores adquirir productos de calidad sin necesidad de pagar un precio excesivo.

 

¿Qué acogida vienen teniendo las mezclas con frutas y verduras?

Estos productos aúnan las propiedades de las frutas y las de las hortalizas y esto los consumidores lo valoran positivamente porque los perciben como productos saludables. Se trata de un nuevo nicho de mercado muy reciente y, como comentaba, los hábitos de los consumidores cambian muy lentamente, por lo que en los próximos años veremos si el consumidor está preparado y si esta tendencia se afianza en el mercado.