Aprobados los doce primeros cavas de paraje calificado

Champagne sparkling white wine glasses in restaurant bar in wedding reception party photo.

El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama)  ha aprobado los doce primeros parajes calificados de cava, anunció el pasado  miércoles la ministra, Isabel García Tejerina.

En concreto, los 12 primeros parajes calificados son ‘Vinyes de Can Martí’, de Torelló; ‘Turó d’en Mota’ y ‘Serral del Vell’, de Recaredo; ‘Vallcirera’, de Alta Alella; ‘La Capella’, de Juvé&Camps; ‘Can Sala’, de Freixenet; ’La Pleta’, ‘El Tros Nou’ y ‘La Fideuera’, de Codorníu; ‘Can Prats’, de Vins El Cep;  ’Terroja’, de Castellroig; y ‘Font de Jui’, de Gramona.

Los Cavas de Paraje Calificado han de contar con una edad mínima del viñedo de 10 años, un rendimiento máximo de 8.000 kilos por hectárea y una vendimia manual. Otros requisitos indispensables son el vinificado en la propiedad, un rendimiento de extracción máxima por hectárea de 48 hectolitros, una calificación del vino base, una crianza mínima de fermentación en botella de 36 meses y trazabilidad integral desde la viña hasta su comercialización, entre otros aspectos.

La empresa que más parajes calificados ha obtenido ha sido Codorníu que ha conseguido este nuevo sello para tres de sus cavas de la recién presentada colección de cavas Ars Collecta; Finca La Pleta, Finca El Tros Nou y Finca La Fideuera. La colección se compone de cinco cavas en total: Jaume Codorníu, los tres cavas de finca y de paraje, y 456.

La colección de prestigio Ars Collecta Codorníu forma parte de un proyecto transversal que la empresa está llevando a cabo en todas las bodegas del grupo. Hace más de diez años Javier Pagés, director general del grupo Codorníu Raventós y el equipo de enología llevaron a cabo una exhaustiva clasificación de viñedos dentro de las cerca de 3.000 hectáreas que posee el grupo, la extensión más importante de Europa en manos de una misma familia. De esa clasificación, que ha permitido elevar la calidad de todos sus productos, se identificaron algunos viñedos extraordinarios.

Esta nueva categoría de “Cava de Paraje Calificado”, propuesta por el Consejo Regulador, es un nuevo distintivo que fija requisitos, características y controles de calidad que certifican el grado de excelencia de los cavas más Premium del sector.

En palabras de Javier Pagés, CEO de la compañía: “con estos tres cavas de paraje calificado ponemos en valor los casi 500 años de saber enológico de la casa Codorníu, este reconocimiento supone un antes y un después en la historia del cava, nos ayuda a romper el falso mito de que sólo hacen artesanía y calidad las bodegas pequeñas, y que aquellas de dimensiones mayores somos todas iguales”.