Eristoff presenta su botella edición limitada

Eristoff ha lanzado el nuevo diseño de edición limitada de 2017, una nueva botella bautizada con el nombre Under The Skin. Esta vez la marca ha confiado en NairOne y Dirtyphonics para reinterpretar su icónica botella con un objetivo claro: innovar y hacer que el consumidor interactúe con el producto.

Con este reto por delante el resultado es una etiqueta compuesta por dos diseños que se superponen, de ahí que se conozca como “under the skin” (“bajo la piel”)

Desde hace cuatro años, Eristoff deja carta blanca al artista callejero francés NairOne, pero en esta nueva edición el reto ha sido integrar su estilo con el de Dirtyphonics para expresar el espíritu de la marca. De esta colaboración, que combina la cultura del arte pop y la música electrónica, ha nacido una etiqueta audaz e innovadora. Dos mundos en contraste que consiguen una realización artística que se expresa en las botellas de Eristoff vodka.

 

Edición limitada etiquetada

La garra del lobo, un símbolo de la marca, es lo que ha inspirado a los artistas. “Siempre es interesante trabajar con una marca que intenta desarrollar su universo y tiene sensibilidad para el arte en este mundo que, de modo general y en especial en lo que a la expresión gráfica se refiere, está en constante evolución”, afirman los Dirtyphonics, que, como si de lobos se tratara, confiesan actuar siempre en manada.

Por su parte, NairOne se siente orgulloso de trabajar por cuarta vez con la marca que él define como su “universo”. Esta última colaboración le permitió profundizar en la esencia de su obra para buscar el vínculo entre la identidad de Dirtyphonics y sus tres trabajos anteriores.

Eristoff ha apostado por la innovación en este último reto creativo con un objetivo: dejar que los consumidores elijan la botella que más les gusta.

Así las dos etiquetas se superponen, pero la superior deja que la inferior aparezca a través de algunas áreas transparentes. La primera, de trazos técnicos y minimalistas características de la depurada música de Dirtyphonics, deja entrever el trabajo casi orgánico, realizado a mano alzada, de NairOne.

El consumidor elegirá la dimensión predominante y podrá conservar la botella tal y como está o arrancar la primera película, que cubre la botella y esconde el segundo “universo”.

Esta edición limitada cumplirá las expectativas de los amantes de la cultura callejera, que disfrutarán de la libertad de expresión con la que ha trabajado NairOne, mientras que los fans de la música electrónica reconocerán fácilmente la estructurada atmósfera diseñada por Dirtyphonics.