Sidel muestra un nuevo y ágil modelo de producción

Los patrones emergentes de consumo originan nuevos desafíos para los fabricantes de bebidas, alimentos y productos para el hogar y el cuidado personal en todo el mundo. La diversidad de productos, la personalización y el comercio electrónico son todos factores que requieren que las líneas de producción cuenten con una mayor capacidad de reacción, flexibilidad y redimensionamiento. Con su concepto revolucionario, el Grupo Sidel allana el camino hacia un nuevo modelo de producción caracterizado por una agilidad sin precedentes.

Esta agilidad implica, en primer término, una considerable simplificación de los procesos y, en segundo término, la habilidad de tratar altos niveles de variabilidad y bajos volúmenes en estos tiempos y entornos más inciertos. Las repuestas a estas nuevas tendencias de consumo y a los requerimientos del comercio electrónico posibilitan la personalización generalizada al costo de la producción en masa, sobre la base del concepto de «configuración desmaterializada».

 

El fin del reempaque no sostenible

Hoy en día, para muchos fabricantes, la única forma de responder a la demanda de una mayor personalización de los productos y de una variedad de unidades de referencia de inventario (como los paquetes con envases de productos de diferentes sabores, el envasado de promoción o las cajas más pequeñas) de manera rápida y con el precio justo es, por lo general, a través de un proceso de reempaque de los productos terminados, que son desempacados para más tarde volver a integrarlos en paquetes con otras configuraciones. Según los expertos de la industria, este proceso de reempaque a veces puede representar entre un 30 y un 50% del volumen total de la producción  y contradice por completo los principios de la fabricación LEAN y de la reducción de la huella de carbono. Claramente, estas cifras demuestran que la flexibilidad ha llegado a su límite y que se requiere una mayor agilidad para los mercados que se caracterizan por una incertidumbre cada vez mayor y para los cuales la fabricación de una amplia variedad de productos de diferentes tipos, a menudo en cantidades reducidas, constituye un desafío muy real.

 

No existen soluciones creativas similares

Al no contar con soluciones creativas similares, parece inevitable integrar la preparación de los pedidos a las líneas de producción. Este es el modelo que el Grupo Sidel propone a sus clientes para ayudarlos a ser más flexibles y a poder reaccionar mejor, además de evitar la generación de residuos.

Según el nuevo concepto de «configuración desmaterializada» de la empresa, es probable que las líneas de envasado sean remodeladas. Se seguirán usando equipos individuales, pero ya no estarán conectados entre sí. Además de líneas de alta capacidad y, a menudo, de un solo formato, se podrán montar islas de producción inteligentes y autónomas, lo que en la jerga de la Industria 4.0 se denomina «sistemas ciberfísicos». Las líneas seguirán comunicándose con su entorno y serán cargadas y descargadas a través de plataformas móviles. Será el fin de los transportadores cruzados y de la falta de flexibilidad en los planos de configuración. El objetivo final de estas acciones es ofrecer una total libertad de flujos y permitir que los envases y paquetes sean dirigidos desde cualquier punto hasta cualquier otro. De esta manera, habrá una flexibilidad absoluta y menos cambios de formatos en las máquinas y las líneas. Otro beneficio es que, al compartir máquinas a través de diferentes líneas (es decir, al desmaterializar la configuración y reducir el número de máquinas requeridas), se puede contribuir a múltiples líneas de producción y, de esta manera, reducir los gastos de capital.

Mientras que este principio puede usarse para lotes unitarios, otra tendencia altera los planes de producción: se trata de los paquetes que contienen diversos sabores (paquetes con envases de productos diferentes) o los paquetes de promoción (paquetes obsequio).

Los puestos de preparación de las órdenes o de picking por zonas requerirán acceso a todos los productos que necesiten en cualquier momento para producir los lotes a pedido. Debido a que no es posible cambiar formatos a la misma velocidad que en el caso de los lotes personalizados, la fábrica del futuro contará con una logística de productos semiterminados en sus líneas de fabricación: trayecto, almacenamiento intermedio y disponibilidad a pedido. Esto representa el fin del reempaque, con los grupos más variables ejecutados con anticipación mediante el uso de envases o paquetes de productos que luego se reservan temporalmente. Esta arquitectura se completa con la logística interna. Es lo que se conoce como la «fábrica ampliada».

Al adoptar este enfoque LEAN respecto de la manipulación de la mercadería semiterminada y al considerar la logística interna, los productores en los mercados de los alimentos, las bebidas y los artículos para el hogar y el cuidado personal serán capaces de lograr una máxima flexibilidad, mejorar el desempeño a través del tiempo y personalizar la producción a granel. Todo ello, al tiempo que se podrá aumentar los tipos de unidades de referencia de inventario que manejan, acortar los plazos de comercialización, reducir los desechos y el almacenamiento y eliminar la necesidad del reempaque.

Ludovic Tanchou, vicepresidente de Estrategia, Productos e Innovación de Gebo Cermex, comenta: «Sin una solución comparable en el mercado, el enfoque exclusivo de “configuración desmaterializada” del Grupo Sidel revoluciona la línea tradicional y los conceptos de fábrica para los productores de envasado al impulsar las oportunidades de conseguir flexibilidad, individualización y personalización tardía. Con el uso de la modelización en 3D para diseñar y evaluar las configuraciones de línea personalizadas y el aprovechamiento de la amplia experiencia de Gebo Cermex en materia de automatización avanzada e ingeniería de línea, este abordaje de la fabricación facilita la implementación de las ampliaciones de las carteras de futuros productos sin poner en riesgo la tasa de utilización de los equipos, el mejor aprovechamiento de los recursos y, sobre todo, la optimización del costo total de propiedad. Tuvimos una respuesta muy positiva en Drinktec 2017, que, al ser la feria comercial líder en el mundo para la industria de los alimentos líquidos y las bebidas, nos proporcionó una excelente plataforma para el lanzamiento de este concepto revolucionario».

La «fábrica ampliada» representa uno de los cinco pilares sobre los que se construyó el programa Agility 4.0™ del Grupo Sidel. Se trata de un enfoque galardonado, probado y pragmático en materia de fabricación, que complementa las oportunidades que presenta la Industria 4.0, al tiempo que, además, las potencia. Hace realidad las fábricas inteligentes, con el fin de crear un mundo con una selección más amplia y una experiencia de consumo única, impulsado por la personalización generalizada del envasado y la diversidad de productos. Todo ello, mientras se optimizan las inversiones iniciales, se mantienen bajos costos de funcionamiento y se asegura un desempeño ágil a través del tiempo.