Tropical Limón lanza la campaña contra el abandono de animales

Tropical Limón, marca de la Compañía Cervecera de Canarias, lanzará esta semana en Tenerife una acción solidaria de recogida de alimentos para animales abandonados, en colaboración con la Federación Canaria de Asociaciones de Animales y Plantas (FECAPAP) y la Asociación de Defensa y Protectora de Animales de Canarias (Adepac), entidades que se encargarán del reparto entre las diferentes entidades a las que representan.

La campaña, que lleva por título Echemos una pata, cuenta también con la colaboración del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y tiene entre sus objetivos concienciar y fomentar la adopción responsable de animales.

La Plaza Isla de la Madera, junto al Teatro Guimerá, en Santa Cruz de Tenerife, es el lugar escogido para desarrollar la campaña el próximo sábado, 7 de octubre, desde las 12:00 hasta las 20:00 horas, coincidiendo con la celebración del Plenilunio.

“Creemos que en un evento multitudinario como es el Plenilunio de Santa Cruz contribuirá a que más personas colaboren con nosotros en la campaña y nos ayuden a repetir el éxito registrado en las ediciones anteriores de esta campaña, celebradas en Gran Canaria”, explicó el responsable de la marca, Jon Ramsden.

Se trata de la cuarta edición de Echemos una pata que organiza Tropical que, desde que participa en esta campaña, ha podido ayudar a distintas protectoras con la donación de 45.000 kg de comida. Además de servir como altavoz a la adopción responsable.

Los interesados en participar recibirán un pack de seis cervezas Tropical Limón por cada diez kilogramos de comida donada.

Coincidiendo con la organización del evento, un equipo de Compañía Cervecera de Canarias visitó las instalaciones del albergue comarcal de animales de Valle Colino, situadas en La Laguna y gestionado por FECAPAP, para conocer de cerca los problemas que tienen para cubrir las necesidades de las mascotas que son abandonadas por sus dueños y recogidas en el albergue.

La presidenta de FECAPAP, Adriana Naranjo, explicó que esta iniciativa supone una ayuda importante tanto para el albergue Valle Colino, gestionado por la citada federación, como para las otras 18 asociaciones integradas en ella. En el caso del albergue comarcal de Valle Colino apuntó que permitirá que parte de la partida económica destinada a la alimentación de los animales pueda derivarse a otros proyectos relevantes, como la habilitación de nuevos cheniles móviles que permitan cubrir necesidades como el aislamiento de animales en cuarentena,   madres con cachorros y los perros de pelea que son incautados por la policía.

Asimismo, destacó la aportación de esta iniciativa de cara a concienciar a los ciudadanos contra el abandono de animales, un aspecto en el que FECAPAP viene trabajando desde 2006 a través de campañas en los colegios.

Valle Colino es uno de los albergues referentes en Tenerife, no sólo por los miles de animales que recoge al año, sino por la capacidad de recuperarlos y entregarlos en adopción. Durante el año pasado, el albergue gestionó la adopción de 1.546 animales. Asimismo, muchos de los que se recogen por estar perdidos o extraviados, se devuelven a sus propietarios.

Adriana Naranjo apuntó que, a diferencia de otros albergues, el 70% de los animales que llegan son recogidos por personal del centro, atendiendo llamadas de la Policía.

Explicó que, una vez que llegan los animales al albergue, se someten a la valoración por parte del veterinario del centro, se les vacuna y se procede a su desparasitación y esterilización con el fin de que puedan entregarse en adopción.

Por su parte, la presidenta de Adepac, Yahaira Thovar, valoró la donación de alimentos organizada por Tropical, un aspecto que, señaló, en este caso resulta especialmente positivo como consecuencia de la situación compleja que vive la entidad. Destacó que cuenta con cerca de 500 animales a su cargo, ubicados tanto en el refugio de El Sauzal como en las casas de acogida de animales. A esto se suma además, 70 perros de pelea de los que se ha hecho cargo desde el pasado mes de marzo y que, por sus características, exigen un alojamiento en jaulas independientes en un centro exterior.

Puntualizó que este tipo de iniciativas son importantes también porque ponen de manifiesto que entidades ajenas a esta actividad están cada vez más concienciadas sobre la necesidad de atajar el problema.

Thovar declaró que, en estos momentos, el problema más acuciante en Canarias es el maltrato animal, e incidió en la necesidad de sancionar este tipo de prácticas.

Por otro lado, puntualizó que desde Adepac se está apostando por fórmulas que permitan hacer frente al abandono a través de los apadrinamientos temporales en casas de acogida. Señaló que desde la Asociación se vienen trabajando este tema, asumiendo los gastos tanto de manutención como de cuidados de los animales mientras se encuentre en la casa.