Leche UHT embotellada en Pet con una Sidel Combi Predis aséptica, por primera vez en Italia

 

La empresa Centrale del Latte di Brescia duplicó su producción aséptica de leche UHT en botellas de PET y, de esta manera, recoge los beneficios de una línea de envasado sencilla, segura y sostenible. Con este proyecto, esta compañía innovadora se convirtió en el primer productor italiano en invertir en una Sidel Combi Predis™ aséptica: la solución de Sidel aséptica y ecológica que combina soplado, llenado y tapado con la descontaminación seca de las preformas.

 

La misión de brindar una calidad verdadera

La historia de Centrale del Latte di Brescia comienza en 1930, cuando se creó con el fin de distribuir leche a la comunidad de la zona de Brescia, una ciudad del norte de Italia, a los pies de los Alpes. La empresa no dejó de cumplir ni un solo día con su misión cotidiana de suministrar leche con garantía de higiene: incluso siguió produciendo de manera continua durante la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad, se dedica a la elaboración de una gran diversidad de derivados de la leche (desde leche fresca hasta queso mascarpone), otros productos lácteos (como el yogur y diversas variedades de quesos), alternativas a los lácteos (de origen vegetal), huevos y alimentos a base de huevos, ensaladas para el consumo en movimiento y fiambres.

 

Una empresa comprometida con la innovación

Desde su creación, Centrale del Latte di Brescia ha demostrado su constante impulso innovador. La compañía fue la primera en producir leche larga vida UHT en Italia (en la década de 1960) y también en envasarla en botellas de PET (a principios de los años 2000); asimismo, fue la primera empresa en elaborar y comercializar una receta de helado a base de yogur y es una de las pocas que fabrica un tipo de leche exclusiva, de alta gama y precio elevado, con características nutritivas específicas.

También comercializa su propia marca y, además, abastece a otros productores y marcas blancas en carácter de coempacadora. En 1996, Centrale del Latte di Brescia pasó de ser propiedad de la ciudad a constituirse en una sociedad anónima, aunque la municipalidad aún actúa como el socio de referencia.

En 2015, la propia ciudad (que, con el correr de los años, había absorbido las acciones de otros miembros históricos) vendió un 48% de su participación a entidades agrícolas y a empresas dedicadas al procesamiento industrial y a la distribución. Luego se puso un 1 % adicional a disposición de los empleados de Centrale del Latte di Brescia. «Esto nos dio la oportunidad de refinar el alcance de nuestra estrategia industrial para satisfacer mejor las expectativas de los consumidores y para desarrollar más nuestro negocio. Siempre reconocimos la importancia de invertir en la innovación respecto de nuestras tecnologías de proceso y las soluciones de envasado de la leche; es así como la compañía evolucionó y se desarrolló hasta este nivel», comenta Paolo Bonometti, director de planta de Centrale del Latte di Brescia.

A principios del año 2000, la empresa comenzó a pasar la producción de leche fresca del cartón al PET para promocionarla en botellas de 1 l y 0,5 l. «Creemos firmemente en la importancia de actualizar la marca y brindar a nuestra gama de leche una imagen más dinámica y moderna. La selección del envasado correcto es una parte fundamental de este proceso: las botellas de PET nos ofrecen una gran libertad para el diseño del envase con el fin de diferenciar la marca; otro punto importante es que cumplen con los exigentes estándares de seguridad alimentaria —explica Bonometti—. Desde 2004, nos basamos en el éxito de la presentación de la leche fresca en envases de PET para promocionar nuestra leche UHT en atractivas botellas de ese material». En ese momento, el productor lácteo invirtió en una línea completa aséptica de PET con equipos independientes. En solo unos meses, la empresa pasó casi toda su producción de leche UHT del cartón a las botellas de PET, lo que representó un desarrollo revolucionario que fue recibido muy favorablemente por los consumidores italianos.

 

Una solución comercial probada para enfrentar desafíos

Hace poco tiempo, y debido al creciente consumo de leche UHT en envases de PET en Italia, Centrale del Latte di Brescia se vio en la necesidad de aumentar su capacidad de producción. La empresa quería asegurar que sus artículos fueran de la más alta calidad mientras reducía su dependencia de los productos químicos. También debía considerar el espacio limitado disponible en su planta, un edificio histórico ubicado en el centro de la ciudad de Brescia. Sobre la base de su amplia experiencia láctea y, específicamente, en materia de producción y envasado asépticos, el fabricante italiano evaluó las principales soluciones disponibles en el mercado. «Finalmente, iniciamos un nuevo proyecto al invertir en una línea que incluye una Combi Sidel aséptica equipada con descontaminación seca de preformas, la primera para leche UHT envasada en PET en Italia».

Una de las numerosas razones por las cuales la empresa seleccionó a Sidel como proveedor para esta nueva línea era la implementación exitosa de la Combi Predis aséptica por parte de importantes marcas de la industria en todo el mundo. Uno de esos proyectos con productos lácteos se realizó en América del Norte, donde, tras pasar por los ensayos correspondientes, la Combi Predis aséptica recibió la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés). Esto la convirtió en la primera solución aséptica de llenado para PET a nivel mundial que cuenta con esterilización seca de preformas certificada para la fabricación y distribución comercial de productos con bajos niveles de acidez en el mercado estadounidense. «Al asociarnos con Sidel, podíamos aprovechar una enorme experiencia en materia de envasado aséptico en PET y teníamos plena confianza en la fiabilidad de esta tecnología aséptica de descontaminación seca de preformas debido al gran número instalaciones realizadas en todo el mundo. Tuvimos la oportunidad de visitar algunas de ellas y quedamos realmente impresionados por las líneas y las opiniones de los productores lácteos», continúa Bonometti.

 

La diferenciación de la marca y las oportunidades de marketing

Al invertir en la Sidel Combi Predis aséptica, la empresa aprovechó la solución integrada de soplado, llenado y tapado para impulsar los beneficios prácticos y de marketing que brinda el PET. «La forma cuadrada de nuestra botella permite un patrón óptimo de paletizado, con más envases por palé», señala Bonometti. El diseño exclusivo de las botellas de PET para leche fresca y UHT también asegura que las marcas de Centrale del Latte di Brescia y de los minoristas se destaquen de los demás productos en las estanterías. «Nuestra innovadora botella rompe con los códigos visuales de los envases a los que están acostumbrados nuestros clientes para la leche UHT. Jugamos con la forma y la amplia superficie que la botella ofrece para la decoración; de esta manera, “vestimos” nuestros productos con etiquetas de bobina o de funda y completamos el aspecto con un precinto de seguridad alrededor de la tapa, una solución que, además, representa la garantía de un envasado intacto para los consumidores. Por otra parte, nuestras botellas presentan diversos colores impactantes y llamativos para identificar fácilmente las diferentes categorías de leche».

Las botellas en PET y su imagen de marca también son una buena herramienta de marketing para la empresa a la hora de promocionar su solución de envasado en PET a los demás productores y minoristas de marcas de lácteos. «Estamos preparando botellas de PET exclusivas con diseños de etiquetas personalizados, que incluyen los colores y la tipografía, para presentar al PET como una alternativa al envasado en cartón a los principales industriales del sector lácteo en Italia». Las botellas hablan por sí mismas. Su ventaja en cuanto envasado funcional y su impacto son realmente poderosos respecto del posicionamiento de marketing y la experiencia de consumo».

 

Mejorar la seguridad de los productos sensibles con botellas de PET con barrera

Para asegurar el éxito del envasado de la leche fresca y UHT en botellas de PET, la seguridad y la integridad del producto son factores fundamentales, ya que evitan que se registren problemas de calidad debido al crecimiento de microorganismos o alteraciones causadas por la luz, el oxígeno o la temperatura. «Las soluciones de envasado en PET realmente ofrecen a los productos lácteos la posibilidad de conservar su sabor fresco, su contenido vitamínico, su textura y su color, desde la producción hasta el almacenamiento, incluidos el transporte y la distribución. La barrera opaca de PET que utilizamos, junto al proceso de descontaminación seca de preformas, ofrece una gran seguridad del producto. No necesitamos utilizar películas de aluminio, ya que el hermetismo entre el cuello inyectado de la botella y la tapa es muy confiable y los consumidores realmente valoran este detalle», comenta Guillaume Rolland, director de la categoría productos sensibles de Sidel.

 

Un tamaño compacto con el doble de producción

La superficie limitada de la planta representaba un reto particular para el proyecto. La fábrica de Centrale del Latte di Brescia, un edificio histórico ubicado en el centro de la ciudad, ofrecía mínimas oportunidades de aumentar la sala de producción para albergar una nueva línea. «Se demolió un antiguo edificio y se lo remplazó por uno nuevo con dos niveles: el sótano para almacenar la materia prima y la planta baja para las oficinas y las áreas de producción aséptica», explica Bonometti. En la superficie limitada que ofrecía la planta no hubiera sido posible instalar una configuración industrial similar a la de la primera línea aséptica, con un enfoque basado en equipos independientes. Por lo tanto, la empresa debió implementar una disposición mucho más compacta, lo que justificó la decisión de recurrir a una solución integrada de soplado, llenado y tapado, un punto que Bonometti reconoce. «La Sidel Combi Predis aséptica de baja velocidad se adapta específicamente a las necesidades de un espacio ultracompacto, lo que la convierte en la opción ideal frente a las limitaciones de espacio de la planta. Además, tiene las dimensiones perfectas para nuestras necesidades de producción de hasta 16 000 botellas por hora, lo que nos permite duplicar nuestro volumen de fabricación de leche UHT».

 

Una producción flexible y eficiente

La nueva línea se utiliza para una amplia gama de leches, que incluye múltiples productos bajo la etiqueta propia de Centrale del Latte di Brescia, junto a los que se elaboran para las marcas blancas, en tamaños de 330 ml, 500 ml y 1 l. En cuanto a las referencias más importantes, al aplicar el mismo diseño, independientemente de la marca y el tamaño de las botellas, casi no se requieren cambios de formato, tan solo del producto y de las etiquetas. «Es posible realizar los cambios de formato de manera rápida y sencilla, con una limitada intervención manual; asimismo, el tiempo de paro de producción para los cambios de líquidos es reducido: tan solo se requieren tres horas para la limpieza y la esterilización. La etiquetadora Rollquattro de Sidel brinda una gran flexibilidad para cambiar nuestras etiquetas envolventes, un elemento clave en la personalización de las botellas», comenta Bonometti.

La línea también cuenta con transportadores Sidel y una mesa de acumulación muy compacta para adaptarse al reducido espacio disponible. «Estamos satisfechos con el desempeño global y la fiabilidad de la línea de embotellado, que alcanza una eficiencia mayor al 95%, con un promedio del 92%».

 

Un importante paso adelante

La selección de la Combi Predis aséptica representó un importante paso adelante en cuanto a la seguridad alimentaria y a la producción sostenible, además de un ahorro de costos, ya que la descontaminación seca de preformas de Sidel no requiere agua y solo emplea mínimas cantidades de productos químicos. El horno de la sopladora activa el efecto de esterilización del vapor de peróxido de hidrógeno sin necesidad de calentar más las preformas. Sidel Capdis™ se vale de la misma tecnología para la descontaminación de tapas. «Este es un proceso realmente simple y que asegura un alto nivel de descontaminación; además, el contenido de la botella llena está protegido contra los microorganismos», señala Rolland.

Al integrar las funciones de descontaminación de las preformas, soplado y llenado con la descontaminación de las tapas en el mismo recinto, la Sidel Combi Predis garantiza una botella de PET llenada y tapada de manera aséptica sin consumir agua. «Estamos muy satisfechos con los beneficios de esta solución en cuanto a la seguridad alimentaria, el alto nivel de calidad y fiabilidad de la producción y una fabricación rentable y ecológica. En comparación con las líneas de PET que cuentan con una sopladora y llenadora aséptica independientes con descontaminación húmeda de botellas, también es más fácil de operar y mantener», comenta Bonometti. El resultado es una producción aséptica sencilla y confiable de bebidas en botellas de PET, mientras se controlan los parámetros críticos de manera continua para que el riesgo de contaminación sea nulo.

Todo el proyecto se basó en una sólida colaboración entre Centrale del Latte di Brescia y Sidel. «Tenemos la ventaja de la proximidad con la planta de Sidel en Parma, que se encuentra a unos 120 km de la nuestra», concluye Bonometti. Hoy en día, la planta recibe a muchos industriales del sector lácteo y del de las bebidas que desean observar una Combi Predis aséptica en funcionamiento en el lugar reconocido como una referencia entre las fábricas de productos lácteos líquidos de Europa.