Ardbeg lanza un icónico cofre regalo que reproduce la destilería en Islay    

Ardbeg, whisky elegido cuatro veces como el mejor del mundo, viaja estas Navidades desde Islay dentro de un original cofre que reproduce la destilería del grupo LVMH en las islas Hébridas, situadas en la costa oeste de Escocia.

Esta llamativa edición regalo presenta las mismas letras negras con el nombre de la marca en la fachada, las paredes encaladas y remaches grabados en relieve. El techo abisagrado se abre para revelar en su interior una botella de Ardbeg 10 Years de 70 cl. Estas míticas letras negras sirvieron antiguamente como señal para las naves que llegaban a la isla y hoy se han convertido en la característica más reconocible del edificio.

La galardonada destilería está ubicada en una costa rocosa frente al Mar Atlántico y en los frecuentes días de viento el oleaje se estrella en sus paredes, acumulando algas cuyos aromas marinos se integran en la complejidad del whisky.

El director de destilería Mickey Heads ha señalado: “El edificio de nuestro almacén junto al mar debe es la imagen más fotografiada y compartida de la destilería. Esta edición de regalo ofrece a la gente una forma diferente de llevarse a casa o compartir una pieza de Ardbeg – tanto del edificio como del whisky. Ardbeg Ten Years Old ofrece notas salobres impresionantes debido a la asociación de nuestra destilería con el mar. Junto con el poder familiar del humo y la turba, ese sabor salado es perfectamente equilibrado con dulzura. Este regalo captura perfectamente a Ardbeg, el espíritu indomable de Islay”.