El turismo internacional crece un 7%, aunque de forma desigual

Las llegadas de turistas internacionales se incrementaron un 7% en los cuatro primeros meses de 2010, según el último número del Barómetro OMT del Turismo Internacional, publicado por la Organización Mundial del Turismo. Con el aumento del 3% registrado en abril se cumple el séptimo mes de crecimiento de las llegadas de turistas internacionales, después de catorce meses consecutivos a la baja. Aún así, el crecimiento se ralentizó ligeramente en abril como consecuencia del cierre del espacio aéreo europeo durante una semana debido a la nube de cenizas generada por la erupción de un volcán en Islandia. Aunque sólo unos 30 países han comunicado sus datos de mayo, la gran mayoría son positivos, lo que indica claramente la continuación del ritmo actual de crecimiento.

No obstante, el crecimiento varió de una región a otra en el primer cuatrimestre del año. En Oriente Medio, fue del +33%, aunque la cifra parte de los resultados notablemente bajos en los mismos meses de 2009. Asia y el Pacífico (+12%) también muestra un fuerte crecimiento en este periodo, prolongando el rebrote que comenzó en la segunda mitad de 2009. África (+7%) crece al ritmo de la tendencia mundial y las Américas (+6%) están ligeramente por debajo, mientras que Europa (+0,3%) presenta el peor resultado. El Norte de Europa, la única subregión del mundo que está aún lejos de la recuperación, resultó afectada además por el cierre del espacio aéreo europeo el pasado abril.

La tendencia positiva general durante los cuatro primeros meses de 2010 se refleja en el aumento del índice de la OMT de confianza del turismo. La mitad de los expertos que participan en el Grupo de Expertos en Turismo de la OMT considera el periodo enero-abril como «mejor» o «mucho mejor». En el periodo septiembre-diciembre de 2009, en cambio, solo el 34% de los expertos compartían esta evaluación, que es la mejor desde el periodo enero-abril de 2008, antes de que comenzara la crisis económica mundial.

Otros indicadores del sector, como el transporte aéreo, que creció un 6% en los cuatro primeros meses de 2010 según la Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA), confirman la resistencia del sector turístico y el hecho de que la recuperación está en marcha. Los datos sobre alojamiento también reflejan una mejoría, comprobándose que la ocupación y los precios medios de la habitación vuelven a crecer.

Las llegadas de turistas internacionales entre enero y abril de 2010 ascendieron a más de 258 millones, observándose una clara mejoría, en comparación con los resultados negativos de 2009, el peor periodo de la crisis, cuando se registraron 242 millones de llegadas. El volumen actual sigue siendo un 2% inferior al del mejor año, 2008, con 264 millones de llegadas en los mismos cuatro meses.

Los resultados de 2010 seguirán beneficiándose de una situación económica gradualmente mejor, así como de diversos eventos de gran proyección como los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver, la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA en Sudáfrica, la Exposición Universal en Shangai y los Juegos de la Commonwealth en India. Lamentablemente, el turismo ha sufrido también los efectos de una serie de desastres naturales, entre ellos los terremotos de Haití, Chile, el Sur de California y Guatemala, además de graves inundaciones en diversos destinos como Machu Picchu (Perú) y partes de Europa.

La perspectiva es positiva para el resto del año, aunque los desafíos se mantienen
La OMT mantiene su previsión de enero de un aumento entre el +3% y el +4% de las llegadas de turistas internacionales en 2010. Las tasas de crecimiento actuales sugieren que los resultados al finalizar el año estarán más cerca del 4% e incluso podrían superarlo. Depende en gran parte de los resultados de la próxima temporada alta estival en el hemisferio Norte, especialmente en Europa.

Al comenzar la temporada turística por excelencia en las principales regiones del mundo del hemisferio norte, las perspectivas a corto plazo son prometedoras. El índice de la OMT de confianza para mayo-agosto de 2010 incluso supera al de enero-abril de este mismo año.

Sin embargo sigue habiendo problemas y el sector aún tiene un largo camino por recorrer para recuperar el terreno perdido. El aumento del desempleo sigue siendo una causa importante de preocupación y, como ya anticipó la OMT, está claro que los déficit públicos representan un claro desafío. Esto es particularmente relevante para las economías avanzadas y podría afectar a los principales mercados emisores. La eliminación gradual de las medidas de estímulo, combinada con medidas de austeridad y la subida de los impuestos promovidas por muchos gobiernos, se han convertido en los principales factores a considerar. El propio sector turístico puede enfrentarse a un aumento de los impuestos dado el aumento esperado en la tasa de salida del Reino Unido (Noviembre 2010) y la intención de Alemania de introducir un nuevo impuesto aéreo como parte de sus planes de recorte presupuestario. La OMT advierte de los posibles efectos adversos de unas decisiones unilaterales en materia de fiscalidad que podrían perjudicar al sector turístico.

"Estos factores constituyen un importante riesgo de deterioro para un sector que empieza a recuperarse", afirmó el Secretario General de la OMT, Taleb Rifai. "Es hora de apoyar al sector turístico. Cuando muchos países sufren las restricciones del déficit público y el descenso del consumo interno, el turismo puede ofrecer puestos de trabajo claramente necesarios, así como exportaciones e ingresos fiscales. La OMT celebra los ejemplos de países como China, que ha identificado al turismo como un pilar estratégico de su economía", añadió.

Del lado del consumidor, tendencias como las reservas a última hora, el incremento del uso de Internet para informarse y reservar, los viajes a lugares más cercanos y por periodos de tiempo más breves, así como la exigencia de una buena relación calidad-precio, parecen haberse acentuado durante la crisis y después. Este mercado cambiante requerirá inevitablemente cambios en los modelos de negocio del sector y de la oferta turística. "Es ilusorio asumir que todo puede volver a ser como antes", explicó Taleb Rifai. "Necesitamos conocer mejor a nuestros consumidores, dominar las tecnologías e integrarlas cada vez más en la gestión de los destinos y las empresas. Debemos también invertir más en innovación de productos y en recursos humanos, en particular ofreciendo formación para empleos verdes y comprometiéndonos firmemente con la sostenibilidad", concluyó.

 

Fuente: Barómetro OMT del Turismo Internacional, de la Organización Mundial del Turismo

Acerca de ProfesionalesHoy 16397 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy