Los ayuntamientos podrían ahorrar 2.700 millones anuales externalizando los servicios de urbanismo y residuos

Los ayuntamientos españoles podrían ahorrar casi 2.700 millones de euros anuales al externalizar la gestión de las áreas de urbanismo y residuos, lo que suondría al menos un 20% sobre el presupuesto de cada partida a través de ciertas deducciones fiscales y del control del gasto, según los estudios de la firma de auditoría y asesoramiento legal Russell Bedford. Estos dos servicios suponen casi la cuarta parte de los gastos de los municipios españoles.

En concreto, de los 59.000 millones de euros que los municipios españoles se gastan al año, más de 9.700 millones se dedican a urbanismo y 3.761 a la gestión de los residuos, por lo que son las dos principales áreas en las que los ayuntamientos pueden obtener un considerable ahorro a través de su externalización.

La firma de auditoría destaca que dentro de los servicios dependientes del área de urbanismo destacan la gestión de suelo, promoción de vivienda pública, rehabilitación de inmueble y la promoción y construcción de equipamientos públicos. Los gastos de residuos son los derivados de la recogida de basuras en los municipios españoles.

Tal y como destaca Russell Bedford, uno de los aspectos más positivos de la externalización de servicios municipales es, además del ahorro que supone, el saneamiento de sus cuentas, deterioradas tras casi cuatro años de crisis económica. El déficit de los consistorios españoles se ha disparado un 103% desde 2007, al pasar de los 3.200 a los 6.500 millones de euros actuales. La participación de la iniciativa privada en las áreas de urbanismo y residuos podría reducir ese nivel de déficit un 40%, hasta los 3.800 millones de euros, en el caso de que se destinase ese ahorro a mejorar el saldo presupuestario.

Russell Bedford reconoce que la situación actual de las Administraciones Públicas y la escasez generalizada de recursos obliga al planteamiento de "nuevas formas de gestión innovadoras" en la prestación de los servicios públicos que mantengan inalterada su calidad pero que a la vez consigan mejoras en los costes.

Las fórmulas de colaboración público-privada tipo PPP’s, las empresas mixtas previstas en nuestro ordenamiento jurídico o las diversas fórmulas de gestión pública que la ley permite a la propia administración pueden ser, según Russell Bedford, "uno de los elementos clave a explorar en esta nueva situación".

Además del ahorro y la reducción del déficit, el socio fundador de Russell Bedford España, Gabriel Martínez, considera que la gestión privada de la prestación del servicio público, con el debido control por parte del mismo, es "conveniente porque es el elemento clave para asegurar la obtención de un coste adecuado, así como el cumplimiento de unos estándares de calidad mínimos". "Los costes de personal se racionalizan en función del mercado laboral y la eficiencia se logra con un dimensionamiento óptimo de las plantillas", añade Martínez.

Otras áreas de ahorro
Aunque urbanismo y residuos son los dos servicios con mayores recursos susceptibles de ser externalizados, la firma de auditoría y asesoramiento legal identifica otras áreas de la actividad municipal en las que se suele tener la posibilidad de obtener mejoras importantes en la eficiencia, costes y fiscalidad como consecuencia del planteamiento de nuevas fórmulas de gestión. En el departamento de equipamientos e infraestructuras cabe mencionar los proyectos medioambientales.

Según Russell Bedford, otros servicios gestionados por los ayuntamientos y cuya eficiencia se puede mejorar mediante la iniciativa privada son la limpieza y mantenimiento de edificios públicos; la limpieza viaria y conservación de parques y jardines y los servicios de apoyo a la corporación (recaudación, oficina técnica de proyectos, etc.).

En el área de inversiones destaca la gestión de la construcción y la explotación de determinadas infraestructuras públicas, equipamientos o inversiones (aparcamientos públicos, techos de edificios públicos para producción de energía fotovoltaica, etc.). Russell Bedford incluso considera factible "desinvertir" en obra civil, aportando parte de esa inversión a sociedades mixtas y así procurar tesorería a los ayuntamientos.

"No hay que olvidar que esta es una atractiva opción para el sector público, ya que la imposibilidad de endeudarse y de partir de una situación deficitaria hace complicado prestar un servicio a los ciudadanos", explica Gabriel Martínez.

Acerca de ProfesionalesHoy 16783 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy