El crédito al consumo cayó un 10% más en 2012

En 2012 se ha mantenido la tendencia descendente del mercado de crédito al consumo, en un contexto de desfavorable comportamiento del gasto de las familias y restricciones crediticias. Así, para el cierre del ejercicio se estima una inversión nueva de 35.800 millones de euros, lo que supone un 10,3% menos que en 2011 y una caída superior al 50% respecto al máximo registrado en el año 2007. Estas son algunas conclusiones del estudio Competitors publicado recientemente por DBK, empresa española especializada en la elaboración de estudios de análisis sectorial y de la competencia participada por Informa D&B, compañía del Grupo CESCE.

Evolución del mercado
Según DBK, la contracción del consumo privado y las dificultades de financiación de las entidades han provocado un notable retroceso del mercado de crédito al consumo en los últimos años. Además, el aumento de las tasas de morosidad ha obligado a las entidades a reforzar las herramientas de control del riesgo, endureciendo los criterios de concesión de créditos.
En este contexto, el nuevo crédito concedido disminuyó un 4,9% en 2010 y un 8,7% en 2011, tras las caídas superiores al 20% anual contabilizadas en 2008 y 2009. En 2012 ha continuado la negativa evolución del mercado, estimándose para el cierre del ejercicio un retroceso de la inversión de alrededor del 10%, hasta situarse en 35.800 millones de euros, cifra que supone un 54% menos respecto a los 77.875 millones contabilizados en 2007.
En cuanto a la finalidad de las operaciones de financiación, destaca la pérdida de peso específico del crédito concedido para financiar la adquisición de automóviles, en paralelo al deterioro de las ventas. En 2011 representó el 20,4% de la inversión nueva total, correspondiendo el resto a financiación de otros bienes de consumo y servicios.

Distribución por tipo de entidad
La contracción del crédito en los últimos años ha sido especialmente significativa en el segmento de entidades de depósito, en el cual la inversión nueva se redujo en 2011 hasta los 16.500 millones de euros, lo que supuso un 16% menos que en 2010.
El proceso de reestructuración bancaria y la necesidad de extremar el control de riesgos y la morosidad para sanear balances, han dificultado especialmente el desarrollo de la actividad crediticia en este grupo de entidades.
Por su parte, el crédito concedido por los establecimientos financieros de crédito y los bancos especializados en financiación se situó en 23.430 millones de euros en 2011, un 3% por debajo de la cifra registrada en 2010. Estas entidades continúan ampliando su cuota de mercado, hasta alcanzar el 59% del crédito nuevo total en 2011, seis puntos porcentuales más que tres años antes.
El grado de concentración de la oferta se ha acentuado, en paralelo al avance en la reestructuración del sector bancario. En 2011 las cinco primeras entidades reunieron de forma conjunta el 42% de la inversión nueva total, mientras que las diez primeras concentraron cerca del 60%.

Acerca de ProfesionalesHoy 16419 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy