Políticos y empresarios defienden en Davos el aporte de los inmigrantes

Davos (Suiza), 22 ene (EFE).- Políticos y empresarios que ofrecen servicios a los inmigrantes coincidieron hoy en Davos en que la inmigración no está fuera de control, sino las emociones que genera y que son exacerbadas por “políticos irresponsables” que utilizan argumentos infundados para crear miedo en las sociedades.

“Lo que está fuera de control son las emociones, no la inmigración”, dijo el presidente y director ejecutivo de Western Unión, Hikmet Ersek, durante una sesión del Foro Económico Mundial de Davos dedicada a esta cuestión.

“En este Foro, todos queremos que el dinero circule, que haya crecimiento económico, pero no que la gente cruce las fronteras”, comentó el responsable de una de las mayores compañías internacionales dedicadas al envío de remesas.

Ersek recordó que el 40 por ciento de las compañías del mundo han sido creadas por inmigrantes, a los que caracterizó como personas con talento empresarial y cuyo potencial es bien aprovechado en muchos países.

En este sentido, resaltó que “es diferente ser un inmigrante en Estados Unidos y en la Unión Europea”.

El primero país -agregó- se ha construido con inmigrantes y allí “nadie pregunta a uno de dónde viene, sino qué hace”.

El presidente del Parlamento Europeo, Martín Schultz, opinó que el problema de Europa con la inmigración tiene que ver con su incapacidad para gestionarla adecuadamente.

“El problema no es que la inmigración esté fuera de control, sino que no se sabe gestionar”, insistió.

Schultz habló de la urgencia de que la Unión Europea cuente con un sistema legal de inmigración, “como lo tienen Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda o América Latina”.

Sostuvo que, si se carece hasta ahora de ese sistema, es a causa de “políticos irresponsables que dicen que no se necesita y que crean temor”.

Un sistema legal migratorio “no implica que todos pueden venir (a Europa), pero sí permitiría establecer cuotas anuales y saber cuántas personas pueden entrar cada año y cómo pueden ser distribuidas entre los países (comunitarios)”, explicó.

“Es el mundo el que está fuera de control, no la inmigración”, coincidió el director de la Organización Mundial para las Migraciones (OIM), William Lacy.

Explicó que el rápido aumento de la población mundial hace que “numéricamente haya más inmigrantes, pero proporcionalmente se mantienen en el 3 por ciento”, con una de cada siete personas que tiene algún estatus migratorio.

“Los países constantemente sobrestiman cuántos extranjeros o inmigrantes hay en sus países”, dijo Lacy, quien dirige la mayor institución intergubernamental dedicada a la migración.

Ersek defendió el aporte de los inmigrantes al crecimiento económico de los países de destino, así como las posibilidades que ofrecen en sus países de origen.

Según los datos de Western Unión, el 30 por ciento de las remesas enviadas a través de sus canales son utilizadas para financiar la educación de los hijos u otros familiares menores.

Asimismo, el 51 por ciento de remesas son enviadas por mujeres, que tienden a gastar en el bienestar de sus familias.

Acerca de ProfesionalesHoy 15846 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy