El ex director general dice que las dietas en CAM distaban mucho de otras cajas

San Fernando de Henares (Madrid), 26 ene (EFE).- El ex director general de CAM Roberto López Abad ha defendido hoy que las dietas que cobraban los consejeros y directivos de la entidad eran muy “distantes” a las de los miembros de otras cajas e “infinitamente alejadas” de los límites máximos establecidos por la ley para entidades nacionalizadas.

López Abad, que está siendo juzgado en la Audiencia Nacional junto al exdirectivo Juan Ramón Avilés por irregularidades en el cobro de dietas y la concesión de préstamos al último, ha asegurado además que la idea de crear una Comisión de Seguimiento en la participada Tenedora de Inversiones (TI) partió del entonces presidente de la extinta caja alicantina, Vicente Sala.

Según ha explicado, este trasladó su idea a la Comisión de Retribuciones de CAM, que encargó un informe a la consultora Towers Perrin, la cual recomendó una retribución fija o variable en forma de dietas, en consonancia con “todas las empresas del IBEX”.

Asimismo, en el caso de las cajas propuso que se arbitraran soluciones para los miembros de los órganos de gobierno de estas entidades, de forma que pasaran a ser consejeros de participadas para acceder a remuneraciones que no les estaban permitidas legalmente.

“No es una cosa tan rara, la Sareb ha hecho lo mismo”, ha recalcado López Abad, para el que la Fiscalía reclama cuatro años de prisión por un delito societario, administración desleal y apropiación indebida por idear la Comisión de Control de TI como “un mero y burdo instrumento” para permitir que los miembros de la caja “cobraran unos emolumentos muy superiores a los que tenían derecho”.

Fue así como el Consejo de Administración dio su visto bueno a la creación de la Comisión de Seguimiento y Control en TI, que suponía además reproducir el sistema de gobierno que ya tenían los bancos para reorganizar determinadas áreas de negocio.

El ex director general de CAM ha incidido además en que la Comisión de Control de CAM, cuyos integrantes pasaron luego a formar parte de la de TI, “tenía perfecto conocimiento de todas las decisiones tomadas”.

También el Banco de España conocía el asunto, pues realizó numerosas inspecciones hasta 2010.

Aunque no dio su autorización explícita “porque no era necesaria”, sí sabía “absolutamente” todo de las remuneraciones porque hizo un seguimiento “permanente” en CAM, a la que solicitaba las actas de los consejos en las que se aludía a esta cuestión.

No obstante, López Abad ha considerado que el concepto de dieta es “obsoleto, arcaico y trasnochado” y que, en todo caso, en esta entidad distaban mucho de las que se concedían a los consejeros y directivos de otras cajas y estaban “infinitamente alejadas” de las que se estableció como máximo legal en 2012 para entidades nacionalizadas.

Un concepto que se destina para quienes asumen “la responsabilidad de que la compañía sea coherente con los objetivos generales” y que se otorgan por la “implicación” de los consejeros en compensación por sus “conocimientos”.

Acerca de ProfesionalesHoy 15838 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy