Shanghái ampliará su Zona de Libre Comercio e incluirá su corazón financiero

Shanghái (China), 27 ene (EFE).- La ciudad de Shanghái, la capital económica de China, cuatriplicará la superficie de su Zona Piloto de Libre Comercio (ZPLC), la única del país en funcionamiento, hasta los 120 kilómetros cuadrados, en los que incluirá su barrio financiero de Lujiazui, la “Wall Street china”.

Para esta expansión el Gobierno local cuenta ya con el visto bueno de Pekín, que a finales de 2014 anunció la futura creación de otras tres zonas similares en las regiones de Tianjin (noreste), Fujian y Cantón (sureste), según confirmó el alcalde de Shanghái, Yang Xiong, y recoge hoy el diario oficial “Shanghai Daily”.

Yang habló de este tema en su intervención en el pleno anual del Comité de Shanghái de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, el equivalente a nivel regional del principal organismo asesor del Gobierno, que en su caso aconseja al Ejecutivo de la municipalidad shanghainesa.

La extensión de la ZPLC la hará pasar, así, de sus 28,78 kilómetros cuadrados actuales (que comprenden, desde su entrada en funcionamiento en septiembre de 2013, instalaciones logísticas, portuarias y aeroportuarias preexistentes), hasta un total de 120,27 kilómetros cuadrados.

La zona, que ya abarca el área de carga del aeropuerto internacional de Pudong, el puerto de aguas profundas de Yangshan y el puerto y la zona logística de Waigaoqiao, sumará así a su territorio el futurista barrio financiero de Lujiazui, donde están las bolsas locales y las sedes de medio millar de multinacionales.

A Lujiazui se añadirán, como nuevas partes de la ZPLC, el área de desarrollo de Jinqiao, una zona empresarial donde está también la Escuela Internacional de Negocios China-Europa (CEIBS), y el parque tecnológico de Zhangjiang, un área industrial especializada desde los años noventa en alta tecnología.

De esta forma, la ZPLC ocupará el equivalente a cerca de la sexta parte del nuevo distrito de Pudong (de 678 kilómetros cuadrados, al que pertenecen todos estos lugares), una amplia área ligeramente inferior en superficie a Singapur, que fue designada hace décadas como una de las primeras zonas económicas especiales del país.

Si en el pasado Pudong sirvió para ensayar la apertura experimental de la ciudad al capitalismo, ahora, mediante su ZPLC, seguirá contribuyendo como laboratorio de prueba de nuevas medidas de apertura económica y financiera, de las que 27 ideas piloto probadas allí se han extendido ya al resto del país, recordó Yang.

Se trata sobre todo de procedimientos aduaneros y de medidas de facilitación de la inversión extranjera, de simplificación burocrática y de impulso a una mayor liberalización financiera.

“Vamos a enfrentarnos con un montón de temas nuevos tras la ampliación de la ZPLC más allá de las áreas de zona franca (a las que se limita actualmente) y la inclusión de más funciones”, advirtió el alcalde.

“Después de la expansión, deberíamos considerar el poner a prueba una reforma del sistema de innovación tecnológica de la zona”, dijo Yang, “para integrar mejor (en ese sistema el objetivo oficial de) la construcción de Shanghái como un centro de innovación científica y tecnológica” de influencia internacional en la próxima década.

Yang dijo también que se está estudiando reducir en 2015 la “lista negativa” que rige la zona (por la que todo está permitido salvo los supuestos de inversión y actividad económica contemplados en ella), tras su simplificación de hace un año, aunque no se ha decidido si compartirá esa lista gestora con otras futuras ZPLC.

Acerca de ProfesionalesHoy 15859 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy