El PIB español impulsa su alza trimestral al 0,7 %, la mayor desde 2007

Madrid, 30 ene (EFE).- La economía española acentuó su aceleración en el cierre de 2014 al crecer en el último trimestre el 0,7 % -un aumento que no se registraba desde finales de 2007-, lo que supone el sexto trimestre consecutivo de incrementos.

El buen cierre del año ha impulsado también el crecimiento anual al 1,4 % -el mayor desde 2007, cuando lo hizo el 3,8 %-, una décima por encima de lo previsto por el Gobierno.

El dato avanzado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) coincide con el último presentado por el Banco de España, que basaba la recuperación económica en la fortaleza de la demanda interna y en un aumento de la competitividad.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado que los ciudadanos van notando día a día la mejoría económica, gracias a la creación de empleo, a la rebaja fiscal y a la mejora del poder adquisitivo en un contexto de caída de precios.

A su juicio, esto muestra que los esfuerzos realizados estos dos años han dado resultados en crecimiento de la riqueza y en reducción del desempleo, “el principal objetivo de la política económica del Gobierno”.

La vicepresidenta ha subrayado que los principales organismos internacionales están revisando al alza su previsión de crecimiento y ha añadido que el Gobierno podría mejorar la suya (2 % en 2015) cuando revise el programa de estabilidad en abril.

Los expertos consultados por Efe han valorado el crecimiento del PIB y coinciden en apuntar que la recuperación se está fortaleciendo.

Así opina el catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Valencia Joaquín Maudos, quien ha dicho que el futuro crecimiento dependerá de que se mantengan algunas condiciones como la depreciación del euro y el precio del petróleo, que tanto están contribuyendo a la recuperación.

Maudos admite que desgraciadamente tantos parados son una “losa demasiado grande” que hace difícil ver la recuperación, aunque recalca que con un PIB creciendo y con salarios que dejan de caer, el crecimiento acabará reflejándose en la economía real, “con el problema del aumento de las desigualdades”.

El catedrático de Economía y Finanzas de la Bangor Business School (Reino Unido) y analista de Funcas Santiago Carbó considera que la recuperación se está consolidando, aunque admite que es difícil hablar en estos términos cuando hay todavía tantos parados.

Entre los “nubarrones” que puede haber, cita la situación de Grecia o las elecciones en España, aunque destaca que de momento “la economía no está respondiendo a la política”.

El experto de AFI Matías Lamas ha subrayado la importancia en el crecimiento del PIB de la demanda doméstica y del consumo, que han contribuido con registros muy favorables.

En este sentido, también ha hecho hincapié en que el IPC negativo está apoyando la recuperación del consumo por la caída de los precios energéticos y por su impacto en la gasolina, “que genera un incentivo para que las familias gasten más”.

El analista del departamento de Economía de Esade Pedro Aznar ha destacado que el dato del PIB de 2014 permite pensar que 2015 también será bueno porque, aunque las familias todavía notan la crisis y no acaban de ver los brotes verdes, constantemente salen noticias positivas, lo que se traduce en una mejora de la confianza empresarial y del consumidor.

El único escollo que observa Aznar es que, para crecer, España necesita el tirón de la demanda externa y sus socios, como Alemania y Francia, están parados.

La analista del Instituto de Estudios Económicos (IEE) Almudena Sémur ha asegurado que el PIB de 2014 confirma la senda expansiva de la economía, que apunta a una intensificación del crecimiento en 2015, “superior al 2,5 %”.

Acerca de ProfesionalesHoy 15846 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy