Los precios agudizan su descenso en enero que dura ya 7 meses

Madrid, 30 ene (EFE).- El índice de precios de consumo (IPC) agudiza el descenso que dura ya siete meses consecutivos al caer en enero el 1,4 % en tasa interanual, igualando así al mínimo histórico registrado en julio de 2007.

El indicador adelantado publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) explica que la caída de los precios responde al abaratamiento de los carburantes, debido al desplome de precios del barril de crudo Brent, que cerró enero en los 49,59 euros de media, frente a los 107,15 euros del año anterior.

De confirmarse este dato adelantado el próximo 13 de febrero, se trataría también del primer descenso contabilizado en un mes de enero de toda la serie histórica del INE, que comenzó en 1960, y contrastaría con los ascensos máximos registrados en ese mismo mes de 1977 (22,2 %) y 1978 (24,4 %).

El dato de enero supone un empeoramiento de cuatro décimas respecto al registrado en diciembre (-1 %), en tanto que contrasta con el ascenso del 0,2 % contabilizado en el primer mes de 2014.

Desde el Gobierno, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado las bondades de este dato porque mejora la competitividad, valoración en la que también ha coincidido el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, que se traduce en mayores rentas para las familias y menores costes de producción.

El catedrático de Fundamentos de Análisis Económico de la Universidad de Valencia Joaquín Maudos, ha explicado que, teniendo en cuenta que el consumo está aumentando, la mayor caída de la inflación responde a que la drástica caída del precio del petróleo se va trasladando de forma progresiva a los precios.

En el mismo sentido, el catedrático de Economía y Finanzas de la Bangor Business School (Reino Unido) y analista de Funcas Santiago Carbó ha atribuido el dato de inflación a la intensa caída del petróleo y ha llamado la atención sobre la poca influencia que han tenido los productos que se consumen especialmente en Navidad.

El analista de AFI Matías Lamas ha considerado que la baja inflación, lejos de ser un elemento que pueda llevar a demorar decisiones de gastos, está siendo un revulsivo que se añade a una situación de empleo más favorable, a la reforma fiscal que proporciona más renta y a una mejora de la confianza en los hogares.

De cara a este año, ha señalado que la inflación será negativa en prácticamente todo el ejercicio, aunque la inflación subyacente se irá recuperando con una demanda fuerte para llevar los precios a terreno positivo a finales de 2015.

El analista del departamento de Economía de Esade Pedro Aznar ha considerado que, si a la caída de precios del petróleo se suma otros productos de la cesta de la compra, la tendencia no sería buena.

A su juicio, el BCE se ha tomado en serio el riesgo de deflación, algo que se desprende de las medidas adicionales para comprar deuda pública hasta que la inflación repunte.

También para la analista del IEE Almudena Sémur es de esperar que las políticas del BCE, así como la expansión económica que sostiene España, concluyan en un crecimiento de precios, dentro de unos 6 u 8 meses, para cerrar el año en valores superiores.

El dato conocido hoy muestra que los precios profundizan su caída interanual en enero respecto a la registrada desde el pasado mes julio (0,3 %), que continuó en agosto (0,5 %), septiembre (0,2 %), octubre (0,1 %), noviembre (0,4 %) y diciembre (1 %).

Tras casi cuatro años holgadamente en positivo, desde septiembre de 2013 la inflación se ha mantenido en torno al cero, situándose en negativo en octubre del año pasado (0,1 %) por primera vez desde 2009.

Después de esta tasa negativa, los precios crecieron durante cuatro meses para volver a caer en marzo pasado (0,1 %) y continuaron después otra racha alcista hasta que en julio comenzaron a bajar de nuevo.

Acerca de ProfesionalesHoy 15859 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy