El sector electrodoméstico pide un ‘renove’ de hasta 120 euros por aparato

Madrid, 24 feb (EFE).- Las patronales que integran el sector del electrodoméstico han detallado hoy su Plan PRIE de renovación de aparatos con ayudas del Estado, en el que solicitan de 80 a 120 euros de subvención por unidad, con el objetivo de llegar a medio millón de aparatos en un plazo de entre dos y tres años.

Según sus cálculos la puesta en marcha de esta medida tendría un coste para las arcas públicas de 47,4 millones de euros y generaría unos ingresos a través de impuestos de alrededor de 50 millones.

En un informe, presentado al Ministerio la pasada primavera y hecho público hoy por los responsables de comerciantes de electrodomésticos (FECE), fabricantes de línea blanca (ANFEL) y de distribución (ANGED), se indica que el 35 % del parque tiene más de 10 años de vida y está “obsoleto” o es “ineficiente”.

El estudio estima que hasta 28 millones de aparatos en España son “susceptibles de ser renovados”.

El director general de ANGED, Javier Millán-Astray, ha opinado que “es el momento oportuno” para un nuevo Plan Renove de electrodomésticos, tras los aplicados entre 2006 y 2011, “pues se percibe”, ha añadido, “una reactivación de la demanda”.

Según esta nueva propuesta, una lavadora, un lavavajillas, los hornos y las encimeras de inducción y de gas, que tienen un valor actual en el mercado de entre 400 y 450 euros, podrían ser renovados con un incentivo estatal para la compra de 80 euros, siempre por otros de alta eficiencia (A++ y A+++).

En el caso de frigoríficos y congeladores, cuyo valor de mercado ronda los 750 euros, recibirían un incentivo de 120 euros, para ser sustituidos también por otros del tipo A++ o A+++.

El “retorno inmediato” a través de impuestos sería de cerca de los 50 millones de euros.

Las patronales han asegurado que el eventual Plan PRIE generaría empleo directo, ahorro para el consumidor en la factura de la luz; contribuiría a cumplir los objetivos medioambientales europeos y dinamizaría la economía por el efecto tractor de este sector.

En cuanto a la evolución del sector de electrodomésticos de línea blanca, las patronales han señalado que entre 2006 y 2013, coincidiendo prácticamente con la crisis económica, se produjo una “importante caída del mercado” de un 50 %.

En 2013, el sector cerró el ejercicio con poco más de 5 millones de unidades vendidas, frente las más de 10 millones comercializadas en 2006.

Según los datos del IDAE, con los planes de renovación de electrodomésticos entre 2006 y 2011 se llegaron a sustituir unos 3,3 millones de equipos domésticos convencionales.

Esta medida permitió lograr un ahorro de energía final de 2,2 millones de megavatios hora y una reducción en emisiones de 896 mil toneladas de CO2.

Acerca de ProfesionalesHoy 19460 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy