Las empresas de servicios energéticos, unas desconocidas que crecerán el 20 % en 2015

Madrid, 23 mar (EFE).- Las empresas de servicios energéticos, cuyo negocio se basa en la obtención de ahorros en la factura de la energía, siguen peleando contra el desconocimiento del sector, pero el “boca a boca” están dando resultados y en 2015 prevén crecer un 20 %.

En 2014, el volumen de negocio aumentó un 8 % sobre 2013 -aunque también hubo quien subió un 300 %- y en 2015 se espera una consolidación y/o crecimiento “por especialización”, probablemente superior al 20 % en algunas áreas, afirma a Efe el presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Energéticos (Anese), Rafael Herrero.

El progresivo despegue es más notorio en los proyectos de iluminación pública y en los de edificios residenciales.

Herrero acaba de presentar al Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía el primer proyecto de clasificación certificada de empresas de servicios energéticos (ESEs), con el que su organización espera dar estructura al mercado, aclarar quién cumple los requisitos, quién está preparado y en qué está especializado.

Una auditoría externa se encargará del proceso.

En definitiva, la iniciativa “ayudará al despegue del sector”, integrado por “apenas 50 empresas de servicios energéticas puras y entre 30 y 40 híbridas”.

Nacidas hace seis años, la principal barrera de estas entidades sigue siendo el “desconocimiento del modelo de negocio (ofrecen ahorros garantizados en la factura)”.

A la escasa publicidad, se añade la dificultad de que “peleamos contra los grandes lobbys energéticos; no olvidemos que nuestro negocio es reducir su facturación”.

En 2015, el informe anual de la Agencia Internacional de la Energía afirmaba que por primera vez las tecnologías de la eficiencia energética habían “aplanado” el crecimiento energético. Es decir, “hay más demanda, pero no se traduce en más consumo porque se está actuando sobre los gastos”, subraya.

En este contexto lamenta que “nadie” lance una campaña potente de ahorro energético, pero “¿para qué seguir peleándonos? Vamos uno por uno, con buenos técnicos, buenas argumentaciones y el boca a boca esta haciendo el resto; está siendo muy fuerte”.

Hay comunidades de vecinos que han conseguido ahorros de hasta el 40 % o grandes entidades financieras que han evitado pagar 20 millones de euros en el consumo y, a su vez, renovado sus instalaciones, añade.

A su juicio, los contratos de ahorros que ofrecen las grandes compañías de la energía “no los garantizan en absoluto. Por ejemplo si cambias la caldera gastas menos pero nadie tiene luego cuidado en que no se dejen abiertas las puertas de las ventanas de par en par”.

“España paga 20.000 millones de euros anuales más de los que debiera por el despilfarro energético. Un hogar (alrededor de veinte millones en el país) desperdicia de media mil euros, entre electricidad, combustible”.

El tamaño medio de las empresas de servicios energéticos oscila entre los 30 y 70 personas, todas ellas con una cualificación muy especializada.

Este último factor obstaculiza también el crecimiento del sector, porque “ingenieros con el máximo nivel de certificación mundial hay noventa en todo el país”, concluye Herrero.

Alcanzar el objetivo europeo del 20 % en eficiencia energética para todo el sistema eléctrico español, implica que la eficiencia energética podría cubrir el 9 % de la demanda de la electricidad o sustituir el 19 % del consumo de los combustibles fósiles.

Acerca de ProfesionalesHoy 16296 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy