El exconseller, Joaquim Nadal, defiende que la compra de Spanair era viable y fue consensuada

Barcelona, 10 abr (EFE).- El exconseller de Política Territorial Joaquim Nadal ha asegurado hoy que la compra de Spanair fue una operación “promovida, querida e impulsada” por el tejido empresarial y “consensuada” con CiU, que estaba en la oposición, y ha subrayado que nada hacía pensar que no fuera viable.

Nadal, que fue conseller durante el último gobierno tripartito (PSC-ERC-ICV/EUiA), ha comparecido hoy en la comisión del Parlament que investiga la quiebra de Spanair, que cesó su actividad en 2012 dejando en tierra a casi 23.000 pasajeros y presentando poco después concurso de acreedores.

El exconseller socialista ha insistido en que la operación de compra de Spanair en 2009, en la que la Generalitat participó a través de varios organismos junto al Ayuntamiento de Barcelona y el mundo empresarial, “se veía como una operación viable y oportuna”, y ha señalado que la crisis todavía no se atisbaba cuando se tomó la decisión de entrar en el accionariado de la compañía aérea en 2007.

Nadal ha subrayado también que la opción del Govern fue de “apoyo” a la aerolínea para impulsar la actividad económica del aeropuerto de Barcelona, que se pretendía convertir en un “hub” o centro de comunicaciones intercontinentales, en el marco de una estrategia que buscaba que la economía catalana “ganara músculo”.

Además, ha destacado que “en su origen y desenlace” la operación de compra de Spanair fue “compartida, querida y consensuada por todos los gobiernos que intervinieron”, tanto del tripartito como de CiU, que gana las elecciones autonómicas en 2011.

“El primer partido de la oposición en aquel momento era perfectamente consciente y tenía conocimiento de los pasos que se daban para intentar que Spanair fuera la punta de lanza de la política aeroportuaria de Cataluña”, ha dicho Nadal.

Ante la petición de autocrítica que le ha realizado algún grupo parlamentario, el exconseller de Política Territorial y Obras Públicas ha admitido que podría hacer autocrítica, “pero relativizándola”, ya que, ha insistido, todos los informes técnicos que se encargaron apoyaban la oportunidad que suponía la compra a SAS de Spanair, pese a existir también riesgos.

El exconseller también ha rechazado la tesis que han defendido ante la comisión otros comparecientes como el mismo presidente de Spanair, Ferran Soriano, de que la política de Aena y la denuncia que Iberia y Vueling presentaron ante la Comisión Europea por las ayudas públicas a Spanair provocaron su quiebra.

“No quiero convertir a estos actores en culpables”, ha dicho, aunque sí ha admitido que la visión de Aena del sistema aeroportuario español jugaba en contra de Spanair.

El exdirector general de Aeropuertos de Cataluña Oriol Balaguer, que también ha comparecido en la comisión, ha subrayado asimismo que “nadie negaba el riesgo de la operación, pero, si las circunstancias económicas hubieran sido diferentes, la operación hubiera ido bien”.

Nadal ha abierto la sesión de comparecencias de la comisión de Spanair prevista para hoy, y que incluirán también las del conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig; el de Economía, Andreu Mas-Colell; y otros cargos y ex altos cargos del gobierno catalán.

Acerca de ProfesionalesHoy 16417 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy