Última hora

La inflación china repite cifra en marzo y se estanca en el 1,4 por ciento

Pekín, 10 abr (EFECOM).- La inflación china se mantuvo en marzo en un 1,4 por ciento interanual, la misma cifra que en febrero, una décima por encima de lo pronosticado por los expertos pero aún muy por debajo del objetivo de “alrededor del 3 %” del Gobierno para 2015.

El dato, publicado este viernes por la Oficina Nacional de Estadísticas (NBS, siglas en inglés), continúa la tendencia bajista que comenzó a acentuarse en noviembre de 2014, aunque supone una considerable subida con respecto al 0,8 % interanual de enero, el menor incremento en cinco años.

Yu Qiumei, un estadístico de la NBS, atribuyó la baja inflación al declive de los precios tras las vacaciones de febrero del Año Nuevo Lunar.

“La demanda de alimentos cae tras las vacaciones, las verduras están en auge debido a la temporada y los precios de los servicios decrecen ya que la gente vuelve al trabajo tras el receso”, recoge la agencia oficial Xinhua.

Se trata de una cifra apenas ligeramente superior al 1,3 % que habían pronosticado los expertos, por lo que los riesgos de incurrir en deflación permanecen elevados.

La NBS también reveló hoy el índice de precios al productor (PPI), que bajó un 4,6 % interanual en marzo, en contraste con el 4,8 % negativo registrado en febrero, con lo que encadena ya tres años en números rojos.

El indicador inició una tendencia bajista en marzo de 2012 que aún no se ha revertido, lo que añade más presión deflacionista y se convierte en un problema más grave que el IPC, según algunos analistas.

Meng Yuanxin, un experto del independiente Instituto de Estudios del Mundo y de China, explicó a Efe que las causas “son también que la mano de obra es más cara y que la gente no quiere invertir en la industria, sino en el mercado inmobiliario o en la bolsa”.

El temor a una deflación, en el peor de los casos, ha causado recientemente una flexibilización de la política monetaria de China.

Así, el Banco Popular (central) rebajó las tasas de interés por segunda vez en sólo tres meses al comienzo de marzo, arguyendo “una inflación históricamente baja” y la necesidad de mantener los tipos bajos para evitar un desplome del crecimiento.

Todo mientras el Gobierno chino se ha impuesto este año una meta de crecimiento del 7 %, medio punto menos que en los últimos tres años y después de que en 2014 la economía de la potencia asiática creciera un 7,4 %, su cifra más baja en 24 años.

Meng considera que “hay dos aspectos” sobre la meta del 7 por ciento: “uno son los datos (que dé el Gobierno) y otro es lo que ocurra en la realidad”.

“Los datos del Gobierno -continúa- a lo mejor llegan al 7 %, pero en realidad no creo que suceda porque el ambiente para la inversión en el ámbito doméstico es negativo”.

El experto, que trabaja para un organismo independiente, argumenta que la escasa predisposición a invertir se debe en parte a “los conflictos entre los funcionarios y los comerciantes”, debido a la eliminación de anteriores “privilegios” que existían antes de la campaña anticorrupción del Gobierno de Xi Jinping.

En marcha desde hace más de años, decenas de miles de funcionarios del Gobierno y de empresas estatales, así como algunos empresarios del ámbito privado, han sido puestos bajo investigación y detenidos en el marco de la campaña.

“La gente rica ahora no quiere invertir en el país. Muchos han emigrado ya al exterior y otros invierten más en el sureste asiático, en países como Vietnam o Camboya”, apunta Meng.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica un crecimiento del 6,8 por ciento en China este año, dos décimas por debajo del objetivo del Gobierno.

El organismo también ha advertido a la segunda economía mundial de que podría enfrentarse a una aguda contracción del crecimiento de la producción mientras intenta abandonar la dependencia de las inversiones y se mueve, como pretende, hacia un modelo de consumo.

Los mercados financieros chinos reaccionaron con resultados mixtos.

Mientras el parqué de Shanghái caía un 0,5 %, el índice Hang Seng de la Bolsa de Tokio repuntaba un 1,4 por ciento inicialmente, aunque a mediodía rebajaba su progresión hasta un 0,38 por ciento.

Acerca de ProfesionalesHoy (11533 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy