La UE y países del Mediterráneo sur tratarán sobre seguridad, migración y energía en Barcelona

Bruselas, 10 abr (EFE).- La Unión Europea (UE) buscará mejorar su cooperación con los países de la ribera sur del Mediterráneo en áreas como la seguridad y la lucha antiterrorista, la migración irregular o la diversificación energética en Barcelona el próximo lunes, indicó hoy el comisario europeo de Vecindad, Johannes Hahn.

“Será una ocasión para escuchar las preocupaciones y aspiraciones de los países del sur sobre cómo debería desarrollarse la vecindad con la UE en el futuro”, indicó Hahn en un encuentro con la prensa.

Los ministros de Exteriores de los Veintiocho y de los países mediterráneos que pertenecen a la Política de Vecindad de la UE asistirán a una reunión informal en el palacio de Pedralbes de la Ciudad Condal, en la que discutirán el futuro de esa política, que la Comisión Europea (CE) se ha propuesto renovar y adaptar mejor a los intereses de cada país.

Además de los países de la UE, asistirán representantes de Argelia, Egipto, Israel, Jordania, Líbano, Marruecos, los territorios palestinos y Túnez (no de Siria, por no mantener relaciones la Unión con el Ejecutivo de Bachar al Asad, ni de Libia, país que negocia la creación de un gobierno de unidad).

La conferencia, organizada por la UE y España, será copresidida por Hahn y la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, junto al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Hahn explicó hoy que esta reunión es “complementaria” a la cumbre entre la UE y los países de la llamada Asociación Oriental (las repúblicas exsoviéticas de Ucrania, Moldavia, Bielorrusia, Armenia, Georgia y Azerbaiyán) que tendrá lugar en mayo en Riga.

El comisario insistió en que la UE quiere dar igual tratamiento a sus vecinos del sur que del este, aunque es esta última región la que ha acaparado más protagonismo últimamente por la crisis ruso-ucraniana.

La cita de Barcelona será una ocasión para que los representantes euro-mediterráneos aborden cuestiones como el drama de la migración irregular y de los desplazados por las crisis en la región, los últimos ataques terroristas en países como Túnez y el avance del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Libia o las oportunidades para que la UE diversifique sus fuentes de energía.

Las crisis en Siria, Irak o Yemen “se tratarán en función de las intervenciones que haya” por parte de los ministros, apuntó Hahn.

La CE ha propuesto actualizar la Política de Vecindad comunitaria -que fue revisada por última vez en 2011- ante los cambios “significativos” que ha experimentado la región.

Para ello, ha abierto una consulta para recabar ideas hasta junio, con un interés especial en los “vecinos de los vecinos” de la Unión, los países de África y Asia que rodean a los estados fronterizos con la UE.

Tras esa consulta pública, Bruselas espera presentar en otoño una propuesta para renovar su Política de Vecindad centrada en intereses comunes como el comercio y el desarrollo económico, la conectividad, la seguridad, la gobernanza y la migración y la movilidad, destacó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Hahn subrayó la importancia de “encontrar soluciones adaptadas a cada país” y de “ser más flexibles, ver cómo utilizar” sus “instrumentos financieros”.

Acerca de ProfesionalesHoy 13118 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy