Opositores venezolanos critican la reducción de divisas para viajes al exterior

Caracas, 11 abr (EFE).- Dirigentes de la oposición venezolana criticaron hoy la decisión del Gobierno de reducir los montos de las divisas que vende a la ciudadanía para financiar viajes al exterior y le achacaron la intención de querer ahondar el control estatal.

“Impedir que la gente compre divisas con libertad es más que un error económico: es parte del propósito de control total que el régimen quiere instaurar” en el país suramericano, escribió en la red social Twitter la dirigente opositora María Corina Machado.

En el marco de un control estatal de cambio en vigor desde inicios de 2003, el Gobierno bolivariano del presidente Nicolás Maduro decidió el viernes reducir a un máximo de 700 dólares la cantidad de divisas a la tasa preferencial de 12 bolívares para quienes viajen a Estados Unidos o a México, por ejemplo.

“Nadie debe olvidar que mientras los #BoliHampones nos dan $700 al año, ellos tienen más de $350.000 (millones de dólares) robados en el exterior”, sostuvo otro mensaje en la cuenta de Machado, en alusión a la cifra que maneja la oposición sobre depósitos de supuestos funcionarios venezolanos en bancos de diferentes países.

Si los destinos son Canadá, Chile, El Salvador, Guatemala, Honduras o los países pertenecientes a los mecanismos regionales ALBA o del Mercado Común del Sur, el límite máximo de 700 dólares se repite para un viaje de tres días, sube a 1.000 dólares si es de más de tres días y llega a 1.500 dólares si es de una semana o más.

En Venezuela existen tres tipos de cambio en el marco del sistema de control estatal en la compraventa de divisas impuesto en 2003.

Una primera tasa de 6,3 bolívares por dólar rige para la adquisición de productos prioritarios, como alimentos y medicinas, la segunda de 12 bolívares para viajes y necesidades secundarias y una tercera donde el cambio se aproxima a los 200 bolívares.

Adicionalmente, existe un mercado ilegal donde la divisa estadounidense registra hoy una paridad a 258,92 bolívares.

La reducción de los montos de las divisas que se venden a la ciudadanía demuestra que el Gobierno “no tiene flujo de caja” e intenta “auxiliar la critica situación de las arcas de la nación”, dijo el partido opositor Un Nuevo Tiempo (UNT).

“Tratar de corregir esta distorsión con más controles es un gran error (…); además de ser profundamente irresponsable porque le está transfiriendo al pueblo la carga de los errores”, añadió en un comunicado el presidente de UNT, el diputado Enrique Márquez.

Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la alianza que aglutina a una treintena de partidos opositores, dijo a su vez que el cambio de modelo económico solo será posible “con el cambio de Gobierno”.

“El control de cambio durará lo que dure el proyecto totalitario en el poder. Solo un nuevo modelo solventará esta situación de rehenes”, escribió Torrealba también en Twitter.

Con ello coincidió el líder del partido Primero Justicia, Julio Borges, al abogar por un triunfo opositor en las elecciones que a finales de año renovarán la unicameral Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de actual mayoría oficialista.

“Solo saldremos de esta crisis con un cambio radical en la economía y para ello es esencial un cambio político: Fundamentales Elecciones AN”, escribió Borges asimismo en la red social.

El líder del partido socialdemócrata Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup, advirtió a su vez que el mercado ilegal de divisas seguirá vigente mientras se mantenga el control estatal y acusó al Gobierno del fallecido antecesor de Maduro, Hugo Chávez (1999-2013), de heredar ese y otros problemas.

“Comandante eterno por sus delirios dejó a este desdichado país destruido, pobre, colapsado, endeudado. Quemó 998.000 millones de dólares en 15 años”, sostuvo Ramos Allup.

Acerca de ProfesionalesHoy 12538 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy