El FMI subraya los riesgos financieros globales han crecido y rotado hacia los emergentes

Washington, 15 abr (EFE).- Los riesgos financieros globales “han crecido y rotado”, al pasar de las economías avanzadas a las emergentes e impulsados por la “divergencia” de las políticas monetarias, subrayó hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“En los últimos seis meses, hemos visto un incremento de los riesgos financieros globales, de los avanzados a los emergentes y de entidades bancarias a las no bancarias”, indicó José Viñals, director del Departamento de Asuntos Monetarios del Fondo, durante la presentación del informe de “Estabilidad Financiera Global”.

En el epicentro de este repunte de los riesgos financieros, se sitúa el “divergente” ritmo en la política monetaria de los países avanzados, donde Estados Unidos ha comenzado a ajustar su política monetaria y la zona euro y Japón han pisado el acelerador en la expansión con nuevos y multimillonarios programas de inyección de liquidez.

“Esta situación ha provocado rápidos y volátiles movimientos en los tipos de cambios y las tasas de interés desde octubre”, especialmente en los mercados emergentes, explica el reporte.

En los últimos seis meses el dólar se ha apreciado cerca de un 10% respecto a otras monedas como el euro y el yen.

Como consecuencia, el organismo dirigido por Christine Lagarde ha encendido la luz de alarma, con especial énfasis en los mercados emergentes.

Uno de los problemas derivados de la apreciación del dólar respecto al resto de divisas es su efecto sobre “la gran proporción de deuda denominada en monedas extranjeras” en estas economías, principalmente en dólares, tras aprovechar los bajos tipos de interés en Estados Unidos en los últimos años, sostuvo Chris Walker, subdirector del Departamento de Asuntos Monetarios.

En concreto, el informe apunta hacia los riesgos en economías muy dependientes del sector energético, como Brasil, Argentina, Venezuela, Sudáfrica o Nigeria, donde confluyen la alta deuda en dólares y la bajada del precio del petróleo por lo que afrontan ahora “tensiones financieras para el reembolso de sus deudas”.

No obstante, y a pesar de la mejoría en las economías avanzadas, y el apoyo de los bancos centrales, las turbulencias no las esquivan.

La deuda empresarial sigue lastrando el crecimiento y la estabilidad en la zona euro, y en el caso de España, Francia, Italia y Portugal se mantendrá alrededor del 70 % del PIB hasta 2020, prevé el reporte.

De hecho, y aunque el Fondo “reconoce la mejora de la capacidad de resistencia de los bancos (en la zona euro), la calidad de los activos continúa deteriorándose, si bien a un ritmo más lento, y la cartera total en mora se sitúa ahora por encima de los 900.000 millones de euros”.

Por ello, Viñals recordó “la importancia de desbloquear totalmente el canal del crédito, en concreto las economías que tienen que hacer una limpieza mayor de sus balances, como es el caso de Italia y Portugal”.

Finalmente, en su informe semestral, el organismo no deja de señalar el “desafío” que suponen las tensiones geopolíticas actuales, como Rusia y Ucrania, el Oriente Próximo y los riesgos de Grecia en un contexto de “menor liquidez en los mercados” algo que aumenta la capacidad de contagio global.

El informe de estabilidad financiera se produce un días después de que el FMI revelase sus nuevas proyecciones económicas globales en las que mantiene el crecimiento global en un 3,5 % para 2015 y 3,8 % para 2016, apoyado en la sólida recuperación de Estados Unidos y el repunte de la zona euro.

Alfonso Fernández

Acerca de ProfesionalesHoy 14893 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy