El G20 dice que la “desigual” recuperación global incrementa la “volatilidad financiera”

Washington, 17 abr (EFE).- La “moderada” y “desigual” recuperación de la economía global ha generado un incremento en la “volatilidad” financiera, especialmente en materia de tipos de cambio, dadas las “divergentes” políticas monetarias en los países avanzados, indicó hoy en Washington el G20.

“Las perspectivas a corto plazo en las economías avanzadas, principalmente la zona euro y Japón, han mejorado recientemente, mientras que EE.UU. y Reino Unido continúan mostrando un crecimiento sólido, lo que podría apoyar una recuperación más fuerte”, señaló el comunicado del Grupo de los 20 (G20, países ricos y emergentes).

Al comparecer ante la prensa, el viceprimer ministro turco, Ali Babacan, cuyo país ostenta la presidencia rotatoria del grupo, mostró un tono optimista.

“Los riesgos están más equilibrados que la última vez que nos encontramos”, indicó Babacan, tras la tradicional asamblea ministerial del G20.

Aunque, a continuación, enumeró los que considera principales: “la volatilidad en los tipos de cambio y una prolongada baja inflación, desequilibrios sostenidos internos, un alto nivel de deuda pública y tensiones geopolíticas”.

Entre los mercados emergentes existe una creciente preocupación por la reciente apreciación del dólar respecto a otras grandes monedas como el euro y el yen, y los posibles efectos en forma de salida de capitales en busca del refugio de la moneda estadounidense.

En este sentido, Babacan explicó que en el seno del G20 “hay un amplio consenso de que la Fed está haciendo un mucho mejor trabajo a la hora de comunicar cuáles podrían ser sus políticas futuras”, en referencia a la esperada subida de tipos de interés en EE.UU.0 por parte de la Reserva Federal (Fed), que eventualmente apreciaría aún más el valor del dólar.

Otro aspecto que se trató en el encuentro de las grandes potencias mundiales, en el marco de la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), fue precisamente los retrasos en la reforma del sistema de cuotas del FMI, ante la falta de voluntad del Congreso de EE.UU. de ratificar la cuestión.

En su nota, el G20 reitera su “profunda decepción” por el continuado retardo de una reforma aprobada en 2010, que otorga mayor peso a las economías emergentes como reflejo de su creciente peso económico global, y de la que solo EE.UU. falta por ratificarla.

Por ello, insta al Directorio Ejecutivo del FMI ha adoptar “soluciones interinas”, que no detalló, a la espera de que EE.UU., el socio con mayor capacidad de voto, dé luz verde definitiva a este leve reequilibrio de fuerzas en la principal institución financiera internacional.

Por último, y paradójicamente, el gran ausente del comentario del G20 fue el tema que está copando la asamblea de primavera: las negociaciones entre Atenas y sus acreedores internacionales para continuar con el rescate financiero a Grecia.

“Esto no fue discutido durante las sesiones oficiales del G20”, señaló Babacan, mientras los mercados bursátiles volvían a registrar descensos hoy en Europa por las dudas acerca de Grecia.

Ayer, dos de los principales protagonistas del “drama griego”, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, y el griego Yanis Varoufakis, mostraron sus diferencias en sendas conferencias en el centro de estudios Brookings de Washington, antes de participar en la reunión del FMI.

Varoufakis habló de la disposición de Atenas a buscar un “compromiso” sin “ser impuesto” por los acreedores y Schäuble le replicó que el problema griego no es de deuda si no de competitividad, e insistió en la necesidad de reformas estructurales detalladas.

Al debate se sumó el presidente estadounidense, Barack Obama, que aseguró hoy, en un encuentro con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, que Grecia debe “iniciar reformas” estructurales y reducir su burocracia y demostrar a sus acreedores que está tomando “decisiones duras”.

Acerca de ProfesionalesHoy 13136 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy