Eurocloudexpo

Última hora

España vuelve a financiarse con tasas negativas ajena a la crisis de Grecia

Madrid, 21 abr (EFE).- España ha captado hoy 2.566,9 millones de euros en letras a tres y nueve meses y, por segunda vez en su historia, ha conseguido adjudicar deuda con intereses negativos, sin que la incapacidad para alcanzar un acuerdo entre Grecia y sus socios europeos afecte a su capacidad de financiación.

De los 2.566,9 millones de euros adjudicados hoy, 1.001 han salido a tres meses con un interés marginal negativo del 0,025 %, el menor de la serie histórica, con lo que el tipo medio ha sido también negativo en el 0,029 %.

Los 1.565,95 millones de euros restantes se han colocado a nueve meses con una rentabilidad del 0,012 %, inferior al 0,053 % de marzo y también la menor desde que existen registros.

Desde enero, el Tesoro ha captado 58.500 millones de euros, el 41,2 % de la previsión de emisión a medio y largo plazo para todo el año, que es de 141.996 millones de euros, a un coste medio del 1,01 % al cierre de marzo, frente al 1,52 % de diciembre de 2014.

Se trata de la segunda ocasión en la que el Tesoro se financia con intereses negativos, es decir, haciendo que los inversores paguen por comprar deuda española, tras la emisión de letras del pasado 7 de abril, cuando colocó letras a seis meses también con rendimientos negativos.

Ese día, adjudicó 4,646 millones de euros en letras a seis y doce meses, que en el primer caso salieron con un interés marginal del 0 %, con lo que el tipo medio negativo era del 0,02 %.

España se ha instalado ya de forma permanente en el selecto club de países que se financian gratis o con intereses negativos, como Alemania, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia y Holanda.

Para Javier Urones, analista de XTB, el nuevo récord de rentabilidad negativa alcanzado por el Tesoro elimina el mal sabor que dejó la anterior subasta, en la que tuvo que subir la rentabilidad de su deuda a cinco y diez años afectada por la marcha de las negociaciones entre Grecia y sus socios y acreedores.

Pero hoy, prosigue el analista, ha vuelto a verse “la buena aceptación que tiene nuestra renta fija soberana en el viejo continente, en un mes de abril marcado por las tensiones entre el Gobierno heleno y la troika”.

Con la renta variable corrigiendo con fuerza, los inversores han preferido mover sus capitales hacia activos con una percepción mayor de seguridad, como la deuda soberana española.

Las medidas del Banco Central Europeo (BCE) son claves también para impulsar “aún más” una demanda ya de por sí elevada, como se ha visto hoy, en la que las peticiones superaban en más de tres veces lo ofertado.

Las solicitudes de los inversores se han elevado a 9.186,95 millones de euros, por lo que la ratio de cobertura, que es la proporción entre la demanda y el importe finalmente adjudicado, ha sido en esta ocasión muy alta, de 3,5 veces.

El Tesoro mantiene, por tanto, la buena dinámica que presenta durante todo este año, y “el hecho de generar estos excelentes resultados en medio de una crisis de confianza como la que estamos viviendo pone más énfasis, si cabe, en la consideración que tiene nuestra deuda soberana en el mercado de renta fija”.

No obstante, los tipos de interés negativos no suponen que los pequeños ahorradores que inviertan en letras del Tesoro no obtengan rendimientos de su inversión, ya que en agosto de 2014 se introdujeron cambios para proteger a los inversores más vulnerables.

De este modo, las solicitudes de letras del Tesoro que se realicen en modalidad de suscripción no competitiva, que es en la que el comprador dice la cantidad que quiere adquirir pero no la rentabilidad mínima que espera, se declaran automáticamente como no presentadas si el tipo medio, que es el que sirve como referencia para estas adjudicaciones, es negativo.

El Tesoro no celebra otra subasta de deuda hasta el próximo 7 de mayo, cuando colocará bonos y obligaciones cuyos plazos e importes aún se desconocen.

Acerca de ProfesionalesHoy (11577 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy