El Gobierno prevé que el PIB crezca en torno al 3 % y una tasa de paro del 22,1%

Madrid, 30 abr (EFE).- El Gobierno prevé que la economía española crezca en el entorno del 3 % entre 2015 y 2018 y considera que la tasa de paro de 2015 se sitúe en el 22,1 %, ocho décimas menos de lo que estaba previsto inicialmente para este año.

Así se recoge en la actualización del Programa de Estabilidad 2015-2018 que ha aprobado hoy el Consejo de Ministros y que será remitido junto con el Plan Nacional de Reformas a la Comisión Europea.

El Ejecutivo augura que el PIB crecerá el 2,9 % este año y el que viene y subirá hasta el 3 % en 2017 y 2018, impulsado por un aumento de la demanda nacional y un repunte mayor de la inversión.

En la conferencia posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que son las mejores previsiones desde 2007 y que se puede confiar en que se van a cumplir e incluso mejorar.

Asimismo, la previsión de paro para 2015 se ha rebajado hasta el 22,1 %, la de 2016 la sitúa en el 19,8 %, y las de 2017 y 2018 en el 17,7 % y en el 15,6 % respectivamente.

Además, pronostica que el paro baje este año en 589.000 personas y se creen 600.000 empleos, pero también augura que entre 2015 y 2018 el ritmo de creación de empleo superará el medio millón al año, de forma que la economía española pueda recuperar los 20 millones de ocupados en 2018.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha informado de que en 2015 la tasa de creación de empleo, en términos de Encuesta de Población Activa (EPA), será de algo más del 3 %, frente al 1,2 % de 2014.

En términos de ocupados, De Guindos ha dicho que, en el cuarto trimestre de 2011, había 18,15 millones de ocupados; en 2014, en ese mismo período, la cifra bajaba a 17,56 millones, mientras que para 2015 se espera llegar a los 18,17 millones, lo que supone 601.000 más.

Por tanto, el ministro ha dicho que hay una mejora “notable” y ha asegurado que este año acabará con un número de ocupados superior al de principio de la legislatura, y con un número de parados “claramente inferior al que había al inicio”.

Asimismo, el Gobierno ha reducido su previsión de deuda pública para este año, que ahora sitúa en el 98,9 % del PIB, frente al 100,3 % inicialmente previsto y estima que la senda de disminución continúe en 2016.

Según el Programa de Estabilidad 2015-2018, la deuda pública española bajará hasta el 93,2 % en 2018 gracias, entre otros factores, al impulso económico, a la caída del gasto en intereses y a la mejora del saldo primario, que registrará superávit en 2016.

También refleja que los ingresos y gastos públicos convergerán conforme avance la legislatura hasta llegar al entorno del 38 % del PIB dentro de tres años.

Esta evolución estará marcada por la reforma fiscal, la mejora de la demanda interna y una mayor creación de empleo, y supondrá la vuelta a los niveles de gasto público de 2007, anteriores a la crisis, medido en términos reales per cápita.

En cuanto al déficit, el Gobierno mantiene su previsión de déficit público para 2015 en el 4,2 % del PIB y confía en salir del procedimiento de déficit excesivo en 2016 al augurar un saldo negativo de las administraciones públicas del 2,8 % del PIB.

Para 2017 y 2018, el déficit se fija en el 1,4 % y en el 0,3 % del PIB respectivamente.

Acerca de ProfesionalesHoy 12538 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy