Eurocloudexpo

Última hora

España tendrá que hacer más ajustes y actuar en los salarios y el mercado laboral

Bruselas, 13 may (EFE).- España tendrá que hacer más esfuerzos en 2015 y 2016 si quiere cumplir con la reducción del déficit establecida por sus socios europeos y actuar en el mercado laboral y sobre los salarios para alinearlos a la productividad, indicó hoy la Comisión Europea (CE) en sus recomendaciones.

“Hemos visto que aún se requiere un esfuerzo, incluso cuando el desvío se ha reducido considerablemente para este ejercicio”, señaló el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, respecto al déficit público español.

Existe “un riesgo” de incumplimiento de los objetivos debido a “algunas diferencias” en las perspectivas macroeconómicas de la CE y el Gobierno español y la “falta de especificación” de algunas de las medidas que tomará España, sobre todo a nivel regional en 2016, explicó en rueda de prensa.

En sus recomendaciones para España, resumidas en cuatro puntos sobre las finanzas públicas, el sector financiero, el mercado laboral y el entorno regulatorio, la CE considera “plausible” para este año y “favorable” para después el escenario macroeconómico en el que se apoya el Gobierno para fijar sus objetivos presupuestarios en su Programa de Estabilidad para 2015-2018.

En éste, España proyecta una reducción del déficit hasta el 4,2 % del PIB para este ejercicio y del 2,8 % para el siguiente, una disminución gradual de la deuda hasta el 93,2 % del PIB en 2018, y augura un equilibrio presupuestario para 2019.

No obstante, teniendo en cuenta sus propias previsiones de un déficit del 4,5 % del PIB este año y del 3,5 % el siguiente, la CE considera que hay “un riesgo” de que los objetivos nominales “puedan no ser alcanzados” y que el esfuerzo proyectado por el Gobierno español hasta 2016 estará “por debajo del nivel recomendado”.

Por todo ello serán “necesarias más medidas estructurales en 2015 y 2016”, concluye el Ejecutivo comunitario.

La CE aconseja al Gobierno que aproveche los “ingresos inesperados” para acelerar la reducción del déficit y de la deuda y que fortalezca la transparencia y la rendición de cuentas de las finanzas públicas regionales, una reclamación antigua de la Comisión, que ve que se podría aplicar mejor la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Recoge en sus recomendaciones las negociaciones entre patronal y sindicatos para un acuerdo interprofesional para 2015-2017, pero no valora el pacto alcanzado el martes por ambas partes para unas subidas salariales de hasta el 1 % este año y de hasta el 1,5 % para el próximo y una cláusula de salvaguarda ante alzas del IPC superiores a lo previsto.

Moscovici destacó al respecto que la CE quiere ser “menos preceptiva e intrusiva” en las políticas nacionales y, en su lugar, emitir consejos “más estratégicos” para incentivar y convencer a los países a acometer reformas que luego se evalúan.

Ello implica que no va a comentar en detalle cada medida que tome un país miembro u otro si el “paquete global de medidas es coherente”.

La Comisión indica en sus recomendaciones que los salarios para algunos sectores y empresas “podrían tener que crecer por debajo de la productividad” a corto plazo para crear empleos y ganar competitividad y aconseja al Gobierno que “promueva la alineación de los salarios y la productividad” en consulta con los interlocutores sociales y acorde con las prácticas nacionales.

Para ello, debe tener en cuenta las diferencias locales en las cualificaciones y las condiciones del mercado laboral, así como las divergencias en el rendimiento económico entre las regiones, los sectores y las empresas.

La CE aconseja además a España que tome medidas para aumentar la calidad y la eficacia de la asistencia y el asesoramiento para la búsqueda de trabajo (sobre todo para hacer frente al desempleo juvenil) y optimizar los sistemas de renta mínima y de apoyo familiar y reforzar la movilidad regional.

Por otro lado, el Ejecutivo comunitario considera necesario que el Gobierno finalice la reforma de las cajas de ahorro, incluso mediante medidas legislativas, y concluya la reestructuración y privatización de cajas en manos del Estado.

La CE recomienda asimismo al país que elimine las barreras que impiden a las empresas crecer incluyendo regulaciones basadas en el tamaño de las compañías, adopte la reforma sobre servicios profesionales y acelere la implementación de la ley de garantía de la unidad de mercado, especialmente a nivel regional.

Bruselas también considera que se debe mejorar la eficiencia de costes del sector sanitario y racionalizar el gasto farmacéutico hospitalario, entre otras medidas para mejorar o acelerar el progreso en iniciativas ya tomadas.

Por Céline Aemisegger

Acerca de ProfesionalesHoy (11560 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy