España vuelve a emitir deuda con el 45 % de sus necesidades cubiertas

Madrid, 17 may (EFE).- España reanuda esta semana las emisiones de deuda con sendas subasta de letras a corto plazo y bonos y obligaciones con distintos vencimientos, una vez captado cerca del 45 % de sus necesidades de liquidez para este año.

Aún se desconocen los importes que espera captar el Tesoro con estas pujas, de letras a tres y nueve meses el martes, y de bonos a tres y cinco años, y obligaciones con vencimiento en 2030 el jueves.

Desde enero, el Tesoro ha captado 63.200 millones de euros, el 44,5 % de la previsión de emisión a medio y largo plazo para todo el ejercicio, que es de 141.996 millones de euros, y ha reducido al 0,93 % el coste medio de la emisión, frente al 1,52 % de diciembre de 2014.

El pasado 7 de abril, el Tesoro consiguió, tras varios intentos y por primera vez en su historia, que los inversores pagasen por tener deuda del país; en concreto, en las letras a un año, el interés marginal fue del 0,10 %, el menor de la serie histórica, mientras que a seis meses fue del 0 %, con lo que el tipo medio fue negativo del 0,02 %.

Y en mayo España ha revalidado este récord y ha vuelto a emitir deuda con intereses negativos, ya que el pasado martes, día 12, colocó 5.196 millones de euros en letras a seis y doce meses sin coste alguno.

Pese a las tensiones que vive el mercado secundario de deuda soberana por la incapacidad de Grecia y sus socios y acreedores para cerrar un acuerdo, España permanece en el grupo de países que se financian gratis o con intereses negativos, como Alemania, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia y Holanda.

Los expertos consultados señalan que la renta fija española se reafirma como una de las preferidas por parte de los inversores europeos, en medio de uno de los momentos más complicados del último año.

El hecho de que España coloque deuda con intereses negativos no significa que los pequeños ahorradores que inviertan en letras del Tesoro no obtengan rendimientos de su inversión, ya que en agosto de 2014 se introdujeron cambios para proteger a los inversores más vulnerables.

De este modo, las solicitudes de letras del Tesoro que se realicen en modalidad de suscripción no competitiva, que es en la que el comprador dice la cantidad que quiere adquirir, pero no la rentabilidad mínima que espera, se declaran automáticamente como no presentadas si el tipo medio, que es el que sirve como referencia para estas adjudicaciones, es negativo.

Acerca de ProfesionalesHoy 15360 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy