España coloca por primera vez letras a nueves meses a un interés negativo

Madrid, 19 may (EFE).- El Tesoro Público español ha logrado colocar hoy 3.457,7 millones de euros en letras, a un interés que de nuevo ha sido negativo para las de tres meses, pero que supone la primera vez para las de nueve meses.

En concreto, la rentabilidad marginal de las letras a tres meses ha sido de nuevo negativa y ha repetido, al igual que en la anterior puja de estas características del 21 de abril, en el 0,025 %, con lo que el tipo medio, también negativo, ha caído al 0,027 %.

En el caso de las letras a nueve meses, el interés marginal ha caído al 0 %, desde el 0,012 % aplicado en la puja anterior, con lo que la rentabilidad media es por primera vez negativa, del 0,005 %.

En la subasta de hoy, el Tesoro ha captado 2.952 millones en letras a nueves meses, y 505,70 millones en las de tres, con lo que en total, el importe adjudicado ha sido de 3.457,7 millones.

Un importe que se sitúa en la parte alta del objetivo del Tesoro, que preveía captar hoy entre 2.500 y 3.500 millones.

La demanda de las entidades ha alcanzado los 9.212,96 millones, con lo que la ratio de cobertura, que es la proporción entre lo solicitado y lo que finalmente ha sido adjudicado, ha sido muy alta, 2,6 veces.

Con esta nueva puja, el Tesoro vuelve a financiarse a tipos negativos, es decir, haciendo que los inversores paguen por comprar deuda española.

Y ello en una sesión en la que tras varios días de tensiones en el mercado de deuda afectado por Grecia, el interés del bono español se ha recuperado, aliviado por los posibles planes del Banco Central Europeo (BCE) de acelerar su programa de compra de deuda masiva.

En este sentido, el analista de XTB Javier Urones ha señalado que la vuelta a la calma en el mercado de deuda soberana en la última semana está contribuyendo a que los inversores que abandonaron este mercado a principios de mayo, vuelvan con un renovado apetito comprador.

“Las palabras de miembros del BCE en la jornada de hoy, apuntando a que el ritmo de compra de bonos antes del verano podría aumentar para paliar las últimas subidas de rentabilidad, influyen también sobremanera para presionar los rendimientos de los emisores europeos a la baja”, ha añadido Urones, que ve una vuelta a la normalidad en las subastas de deuda.

Una tendencia que de mantenerse así podría contribuir a que en la subasta del 12 de junio, España pueda colocar letras a 12 meses a tipos negativos.

El 7 de abril, el Tesoro consiguió, tras varios intentos y por primera vez en su historia, que los inversores pagasen por tener deuda del país; en concreto en letras a un año y a seis meses.

Ya el 21 de abril España volvía a colocar a intereses negativos, esta vez, en las letras a tres meses, mientras que en mayo, el día 7, conseguía adjudicar por primera vez en su historia deuda a cinco años en un bono ligado a la inflación a un tipo negativo.

En la anterior puja del 12 de mayo se adjudicaron de nuevo letras a seis y doce meses sin coste.

En agosto de 2014, el Tesoro introdujo modificaciones normativas para proteger al pequeño inversor frente a la posibilidad de que los valores a más corto plazo llegaran a tipos negativos.

Así, las peticiones de letras que se realicen en modalidad de suscripción no competitiva (el comprador dice la cantidad que quiere adquirir pero no la rentabilidad mínima que espera) se declaran automáticamente como no presentadas si el tipo medio es negativo.

Desde enero, el Tesoro ha captado 63.200 millones, el 44,5 % de la previsión de emisión a medio y largo plazo para todo 2015, que es de 141.996 millones, y ha reducido al 0,93 % el coste medio de la emisión, frente al 1,52 % de diciembre de 2014.

Acerca de ProfesionalesHoy 15839 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy