El avance de la economía nipona da un respiro al “Abenomics”

Tokio, 20 may (EFE).- Las exportaciones y la inversión inmobiliaria hicieron crecer a la economía nipona en enero-marzo a su mayor ritmo en un año, lo que mejora las perspectivas de recuperación que persigue el programa abanderado por el primer ministro Shinzo Abe.

El producto interior bruto (PIB) de la tercera economía mundial creció un 0,6 por ciento con respecto a octubre-diciembre, lo que supone el segundo trimestre consecutivo de expansión y el mejor dato desde enero-marzo de 2014.

Además, a ritmo anual el avance fue robusto, del 2,4 por ciento, muy por encima de los últimos datos de EEUU (avanzó un 0,2) o la zona Euro (1 por ciento).

El consumo, que abarca un 60 por ciento de la economía japonesa, subió un 0,4 por ciento intertrimestral aupado por el incremento en las ventas de electrodomésticos en el país asiático, según los datos facilitados hoy por la Oficina del Gabinete nipón.

Analistas locales también señalaron que en este terreno esperan una tendencia de crecimiento moderado favorecida por la aguda caída que han experimentado los precios del crudo desde el año pasado.

Pese a que en términos generales la demanda sigue mostrándose débil, el avance estuvo por encima de lo previsto por la mayoría de economistas y hace pensar que las secuelas de la subida de tres puntos del IVA ejecutada en abril del año pasado (cuando el gravamen pasó del 5 al 8 por ciento) podrían estar empezando a disiparse.

Esto hace ganar enteros a la Administración Abe y a su agresivo programa de reforma económico, bautizado como “Abenomics”, que ha padecido una grave erosión del consumo fruto de la subida impositiva y llevado a la economía nipona a la recesión técnica entre abril y septiembre del pasado año.

“Los efectos negativos de la subida del impuesto sobre el consumo fueron mayores de lo esperado,” explicó en rueda de prensa el ministro de Política Económica y Fiscal, Akira Amari.

La inversión en bienes inmuebles alimentó buena parte de la progresión general del primer trimestre del año con un incremento del 1,8 por ciento, lo que supone su primer avance desde enero-marzo de 2014 y refleja también un cambio de tendencia tras el parón que generó la subida del IVA.

Las exportaciones, otro de los pilares de la economía japonesa, alentaron también la mejoría con un subida del 2,4 por ciento intertrimestral, reflejando una cierta recuperación gradual de las economías globales.

La nota negativa estuvo en la inversión de capital fijo no residencial, que aumentó solo un 0,4 por ciento, por debajo de las expectativas de los analistas, que esperaban un avance cercano al 1 por ciento.

Aún así, también supuso la primera mejoría desde el primer trimestre del año anterior.

Por su parte, Amari añadió que este gasto de capital corporativo “aún muestra cierta debilidad” e instó a las compañías a invertir de manera más activa de cara a potenciar el plan de recuperación económica.

El Gobierno Abe también espera que el sector privado, que se ha beneficiado este año de un recorte en el impuesto de sociedades, incremente de manera efectiva los salarios este año.

En la actual tesitura, el Gobierno teme que la subida de precios que está impulsando mediante su plan de compra masiva de activos financieros con objetivo de acabar con casi dos décadas de deflación termine por ahogar a los hogares japoneses si no se acompaña de un incremento en las nóminas que ayude a sustentar el consumo.

Andrés Sánchez Braun

Acerca de ProfesionalesHoy 16321 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy