Las diferencias entre ricos y pobres en la OCDE marcan un récord

Par√≠s, 21 may (EFE).- La desigualdad entre ricos y pobres en los pa√≠ses de la OCDE han alcanzado su nivel m√°s alto desde que existen datos hace tres d√©cadas, seg√ļn un informe publicado hoy por esa organizaci√≥n, en el que se recomienda reducir la precariedad laboral y las brechas salariales vinculadas a las diferencias de g√©nero.

“Hemos alcanzado un punto de inflexi√≥n. La desigualdad en los pa√≠ses de la OCDE est√° en su nivel m√°s alto desde que existen registros. Las pruebas muestran que la alta desigualdad es mala para el crecimiento”, declar√≥ el un comunicado el secretario general de la Organizaci√≥n para la Cooperaci√≥n y el Desarrollo Econ√≥mico, √Āngel Gurr√≠a.

La desigualdad ha alcanzado “un r√©cord en la mayor√≠a de pa√≠ses de la OCDE y tiene niveles incluso m√°s elevados en muchas econom√≠as emergentes”, agrega el estudio, que se√Īala a Chile, M√©xico, Turqu√≠a, Estados Unidos e Israel como los pa√≠ses desarrollados con m√°s desigualdad, frente a la mayor armonizaci√≥n salarial de Dinamarca, Eslovenia, Rep√ļblica Checa y Noruega.

El 10 % de la poblaci√≥n del llamado “club de los pa√≠ses ricos” gana 9,6 veces m√°s que el 10 % m√°s pobre, una proporci√≥n que se ha incrementado respecto a la diferencia 7-1 de los a√Īos ochenta y del 9-1 de inicios del siglo actual.

En 2012, el 40 % de los hogares m√°s pobres de los 18 pa√≠ses de la OCDE con datos comparables dispon√≠a de solo el 3 % de la riqueza mientras que el 10 % m√°s favorecido “controlaba la mitad de la riqueza de los hogares”.

“El 1 % m√°s rico pose√≠a el 18 %” de la fortuna del conjunto de los hogares analizados, subraya el informe.

Seg√ļn Gurr√≠a, que present√≥ el informe en Par√≠s acompa√Īado por la comisaria europea de Empleo, Marianne Thyssen, desarrollar una “acci√≥n pol√≠tica” para corregir ese problema es una respuesta “tan econ√≥mica como social”.

“Al no atacar las desigualdades, los gobiernos cortan el tejido social de sus pa√≠ses y da√Īan el crecimiento econ√≥mico a largo plazo”, subray√≥ el m√°ximo responsable de la OCDE.

La primera de las causas que detecta el informe “Juntos en ello. Por qu√© una menor desigualdad nos beneficia a todos”, se centra en las condiciones de trabajo.

“El creciente porcentaje de gente que trabajan a tiempo parcial, con contratos temporales o a trav√©s del autoempleo es un eje importante de la creciente desigualdad”, apuntan los investigadores de la OCDE.

La mitad de los empleos creados en los pa√≠ses miembros de esa organizaci√≥n entre 1995 y 2013 eran precarios y “los trabajadores temporales y poco cualificados, en particular, tienen muchos menos ingresos y m√°s inestables que los permanentes”.

El informe de la OCDE tambi√©n destaca que los j√≥venes son los m√°s afectados por la precariedad, ya que el 40 % no disfruta de un puesto de trabajo convencional y la mitad de los contratos temporales los firman personas que a√ļn no han cumplido los 30 a√Īos.

Otro factor clave para analizar el problema es la desigualdad de g√©nero. El creciente n√ļmero de mujeres que trabajan ha “ayudado a frenar la desigualdad”, pero estas cobran un 15 % menos que los hombres.

La proporci√≥n de hogares con mujeres que trabajan “se ha mantenido en niveles de hace 20 o 25 a√Īos, pero la desigualdad de ingresos ha crecido”, agrega el estudio.

Acerca de ProfesionalesHoy 12591 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy