Draghi alerta de que las divergencias estructurales pueden ser “explosivas”

Lisboa, 23 may (EFE).- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, avisó hoy del peligro de que haya grandes divergencias estructurales entre los países de una unión monetaria y las calificó de potencialmente amenazantes y explosivas.

“En una unión monetaria no puedes permitirte tener divergencias estructurales grandes y crecientes entre países, tienden a ser explosivas”, dijo durante su intervención en un foro del BCE celebrado en el municipio portugués de Sintra, a unos 30 kilómetros de Lisboa.

El máximo responsable del supervisor bancario europeo consideró que estas divergencias estructurales entre países “van a amenazar la existencia de la unión monetaria”.

Draghi recordó que el BCE es el “guardián” de la moneda única europea y defendió que en una unión monetaria “el banco central debe comentar asuntos que puedan perjudicar el cumplimiento de su mandato de estabilidad de precios o minar la existencia de esa unión”.

En su discurso, volvió a insistir en el mensaje que dejó el día anterior en el foro, cuando animó a los gobiernos europeos a aprovechar la recuperación económica para hacer las reformas que necesitan sus países.

“No va a haber mejor momento para hacer reformas que ahora”, recalcó el italiano, quien añadió que en la actualidad hay cierta falta de “políticas estructurales”, que engloban, por ejemplo, la flexibilización del mercado de trabajo o las reformas de los sistemas de pensiones públicos.

En su alusión a este último punto, pidió a los gobiernos de la zona euro continuidad.

“Un país que reforma el sistema de pensiones y después cambia de ideas todos los años, entonces no obtiene ningún tipo de beneficios a corto plazo”, adujo.

La opinión de Draghi contrasta con la manifestada en el mismo foro por el vicepresidente de la Reserva Federal de EEUU, Stanley Fischer, quien aseguró que los bancos centrales pueden hablar “de vez en cuando” sobre reformas estructurales, pero no pueden convertir el asunto en el tema principal de su discurso cada vez que comparecen ante la prensa.

Simultáneamente a la celebración del foro, clientes del Banco Espírito Santo (BES) afectados por la venta de papel comercial -deuda a corto plazo vendida como una inversión de bajo riesgo- se manifestaban frente al hotel donde se celebraba el encuentro, exigiendo una solución para recuperar sus ahorros.

El foro anual del BCE en Sintra reunió entre ayer y hoy a gobernadores de bancos centrales, académicos y miembros de diferentes gobiernos, que participaron en una serie de conferencias y debates sobre inflación, empleo, productividad y políticas monetarias.

Acerca de ProfesionalesHoy 15316 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy