España gana competitividad por la mejora económica y la inversión extranjera

Madrid, 27 may (EFE).- España ha mejorado dos posiciones en el ránking de competitividad mundial para el año 2015, hasta situarse en el puesto 37 de un total de 61 economías analizadas, gracias en general a la mejora de la economía nacional y al incremento de la inversión internacional.

Según la información elaborada por el Servicio de Estudios de la CEOE, con datos del informe del World Competitiviness Yearbook, en comparación con el estudio de 2014, España ha mejorado su puntuación en las áreas de resultados económicos y de eficiencia del sector público.

No obstante, ha empeorado su nota en la de eficiencia empresarial e infraestructuras, las otras dos áreas sobre las cuales se analiza la competitividad de los países participantes.

La mejor posición (29) la obtiene en el área de infraestructuras, debido a la cualificación de los ingenieros, la esperanza de vida y las infraestructuras sanitarias; aunque pierde dos puestos por los costes de telefonía fija, los conocimientos de idiomas, la formación universitaria o la atracción de científicos e investigadores.

El área que más ha mejorado es el de los resultados económicos (12 puestos hasta la posición 39) por algunas fortalezas como la inversión extranjera directa en España y la española en el exterior, la exportación de servicios, el turismo o la concentración de exportaciones de productos.

Según la información de la CEOE, los principales retos para mejorar la competitividad de la economía española son desarrollar unas administraciones públicas más efectivas y eficientes, impulsar la internacionalización y el sector industrial, implementar nuevas medidas para crear empleo.

También, ganar competitividad para reducir la deuda exterior, reducir el déficit de tarifa y asegurar una oferta de energía a un precio competitivo.

En el último año, los aspectos en los que más se ha avanzado son el crecimiento real del PIB per cápita, el crédito, la estabilidad del tipo de cambio, la fiscalidad de las personas, los días necesarios para iniciar un negocio y la legislación del desempleo.

Por el contrario, en los que más se ha deteriorado la competitividad son el tipo de interés a corto plazo, la balanza por cuenta corriente, la corrupción, el riesgo de inestabilidad política, la economía sumergida y la fuga de cerebros.

Los factores más atractivos que tiene la economía de España son la formación de los trabajadores, la competitividad de costes, las infraestructuras fiables, la actitud abierta y positiva y el elevado nivel educativo.

España se sitúa así a siete puntos de la mitad de la clasificación y por detrás de países como Portugal, Chile, Kazajistán y Polonia.

La clasificación de competitividad global del informe está liderada por Estados Unidos, seguido de Hong Kong, Singapur, Suiza y Canadá, y, a continuación, se sitúan Luxemburgo, Noruega, Dinamarca, Suecia o Alemania.

El World Competitiviness Yearbook es un informe elaborado por el Institute for Management Development (IMD) y en el que se aborda la dimensión política, social y cultural de la competitividad, además de la estrictamente económica.

Acerca de ProfesionalesHoy 14557 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy