Chipre sigue aceptando a la “troika” y las medidas impuestas por sus socios

Nicosia, 28 may (EFE).- Chipre ha avanzado considerablemente en la aplicación de su programa de rescate y, pese a algunos peros, el Gobierno de Nicosia no se ha rebelado contra la aplicación de las medidas impuestas por los socios, uno de los puntos que hacen que este país se diferencie claramente de su vecino Grecia.

“Los equipos celebran el continuado progreso de las autoridades en su programa de reformas, incluyendo la fuerte mejora de las finanzas p√ļblicas y la implementaci√≥n de importantes reformas”, destacaba la troika en un comunicado a principios de mayo tras la conclusi√≥n de su sexta evaluaci√≥n en Chipre.

En ese comunicado, la troika, formada por la Comisi√≥n Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), celebraba que Chipre hubiera adoptado finalmente la ley sobre ejecuciones hipotecarias, la √ļnica medida impuesta por los acreedores contra la que se resisti√≥ y que condujo a que el FMI congelara su aportaci√≥n.

Superado ese escollo, la troika está lista para dar luz verde al desembolso del tramo bloqueado por el FMI de 86 millones de euros y de otros 100 millones del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) como nueva aportación.

No cabe duda de que la situaci√≥n econ√≥mica en Chipre, que ha adoptado estrictamente el programa de la troika firmado en 2013 y del cual espera salir en 2016 o incluso antes, ha mejorado significativamente con un incremento del producto interior bruto (PIB) desestacionalizado del 1,6 % en el primer trimestre, el primer crecimiento en tres a√Īos y medio.

El ministro de Finanzas, Jaris Yeoryiadis, ha recalcado en repetidas ocasiones que la disciplinada aplicación del programa de ajustes ayudará a que pronto pueda cerrarse el programa de rescate.

En Chipre el tr√≠o formado por el FMI, el BCE y la CE sigue manteniendo su nombre y no se ha dado importancia a c√≥mo llamarlo, al contrario que en Grecia, donde el cambio de denominativo fue crucial para el nuevo Gobierno izquierdista, por lo que ha pasado a llamarse simplemente “las instituciones”.

Sin embargo y aunque en muchas ocasiones se compare la situación de Chipre con la de Grecia, salvo tratarse de países hermanos que comparten raíces y lengua, las economías de ambos son claramente distintas y los puntos de partida a la hora de necesitar un rescate también lo eran.

La economía chipriota se vio sacudida en 2013 sobre todo por una crisis en su sistema bancario y no económica y financiera como lo fue el caso de Grecia.

“La gente asocia los dos pa√≠ses debido al idioma, pero es como decir que Irlanda es lo mismo que el Reino Unido”, explica a Efe la directora de la empresa de consultor√≠a Sapienta Economicas, Fiona Mullen, quien recalc√≥ que “las dos econom√≠as son muy diferentes”.

Seg√ļn Mullen, Grecia ha tenido que aplicar un enorme programa partiendo de una econom√≠a mucho m√°s d√©bil que la chipriota.

Esta analista reconoce que “tambi√©n es cierto que el Gobierno (chipriota) hizo diligentemente sus deberes, algo que ayud√≥ a recuperar la confianza de los mercados (de deuda) y que permiti√≥ salir a ellos dos veces desde el inicio del programa”.

Mullen aludía así a las dos emisiones de bonos (en junio de 2014 y en abril de 2015) que Chipre hizo desde que en 2013 tuvo que imponer control de capitales a consecuencia de la crisis financiera.

En aquellos d√≠as de marzo de 2013, tras el corralito y la quita de dep√≥sitos bancarios privados, los ciudadanos chipriotas salieron a la calle para protestar contra la “injusticia” de los socios.

Pero a diferencia de Grecia, donde la insatisfacción popular, manifiesta en las continuas huelgas por los consecutivos recortes sociales, llevó a que finalmente ganara las elecciones el partido izquierdista Syriza, en Chipre, la protesta enmudeció en poco tiempo.

Aunque el comportamiento de los ciudadanos frente a la crisis ha sido distinto, eso no quita que los chipriotas hayan expresado su solidaridad con el pa√≠s vecino, con el que comparten lazos culturales e hist√≥ricos y que ha sufrido la crisis como ning√ļn otro en Europa.

Flora Alexandrou

Acerca de ProfesionalesHoy 15404 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy