Última hora

La OCDE revisa al alza las expectativas para la zona euro y baja las de EEUU

París, 3 jun (EFE).- La OCDE revisó hoy al alza sus expectativas de crecimiento en la zona euro para este año y el próximo, mientras que corrigió a la baja las de Estados Unidos y destacó que más allá de los países miembros, la economía mundial sufre de una debilidad de la demanda.

En su informe semestral de Perspectivas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calculó que el producto interior bruto (PIB) de la zona euro progresará un 1,4 % en 2015 y un 2,1 % en 2016, frente al 1,1 % y 1,7 % respectivamente que había calculado en noviembre.

A esa mejora han contribuido de forma significativa el estímulo monetario del Banco Central Europeo (BCE) a través de su programa de compras de títulos de deuda pública y privada, la depreciación del euro (sobre todo respecto al dólar), que ha mejorado la competitividad exterior, y el abaratamiento del barril de petróleo.

España tiene un peso significativo en la mejora de las cifras de la zona euro, ya que los autores del estudio avanzan que su PIB subirá un 2,9 % este ejercicio y un 2,8 % el próximo, cuando hace seis meses habían aventurado un 1,7 % en 2015 y un 1,9 % en 2016.

El caso de Estados Unidos es bien diferente, ya que la caída de la actividad en el primer trimestre ha llevado a la OCDE a disminuir el crecimiento previsto este año al 2 % (en lugar del 3,1 % estimado en noviembre) y al 2,8 % el que viene (en lugar del 3 %).

Japón experimentará un alza de su actividad limitado al 0,7 % este ejercicio (se había anticipado un 0,8 % en noviembre) y un 1,4 % el año que viene (frente al 1 %).

En el conjunto de la OCDE, el PIB debería registrar en 2015 un ascenso del 1,9 % (cuatro décimas menos de lo presentado hace seis meses) y del 2,5 % en 2016 (una décima menos).

En la misma línea, se han reducido las cifras de progresión en algunas de las economías emergentes como China, con un 6,8 % este año (cuatro décimas menos) y un 6,7 % el próximo (dos décimas menos).

La economía mundial, de acuerdo con ese guión, va a vivir este año una ralentización, con un incremento del 3,1 %, tras el 3,3 % de 2014, y se restablecerá en 2016 al alcanzar una cadencia del 3,8 %.

En términos globales, los autores del informe indicaron que el crecimiento se irá reforzando conforme avance 2015 y 2016, pero se quedará en un ritmo “modesto” respecto al que se daba en el periodo anterior a la crisis.

La economista jefe de la OCDE, Catherine Mann, tachó esa previsión de “insatisfactoria” y le dio una nota de B-.

La principal razón es el comportamiento de la inversión, vinculado con una demanda débil, y que a su vez se ha traducido en un comportamiento insatisfactorio del empleo, los salarios y el consumo.

Incluso si se cumplen las proyecciones de referencia, con una expansión de la inversión del 4 % durante 2016, la mayor cadencia desde que empezó la crisis, Mann advirtió de que “sería insuficiente para ofrecer el crecimiento global necesario a corto y medio plazo para incrementar el empleo y reducir las desigualdades”.

Para afrontar esa situación, se ve prioritario reducir las incertidumbres sobre la situación fiscal en EEUU, pero también “una resolución favorable del estatuto de Grecia en la eurozona”, un proceso “realista” sobre los retos de la deuda en Japón y mayor transparencia de los sistemas financieros en los países emergentes.

Acerca de ProfesionalesHoy (11542 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy