Más empresas japonesas planean traer sus plantas a Japón por la caída del yen

Tokio, 3 jun (EFE).- Grandes exportadores nipones de los sectores tecnológico, textil y del automóvil siguen la tendencia de trasladar a Japón sus fábricas instaladas en otros países a raíz de la continuada devaluación del yen, informó hoy el diario local Nikkei.

Empresas como Honda, Pioneer y Uniqlo planean traerse al territorio doméstico sus plantas de producción, al igual que han anunciado compañías principalmente del sector tecnológico como Panasonic, Sharp o Canon, después de años produciendo sobre todo en China y el Sudeste asiático.

La depreciación del 30 por ciento del yen frente al dólar desde marzo de 2013 ha favorecido a las empresas niponas haciendo más competitivos sus productos en el exterior e incrementando sus beneficios al repatriarlos, aunque también ha encarecido sus costes de producción y la adquisición materias primas.

Para adaptarse a esta tendencia, que se prevé que se mantenga a medio plazo por las políticas de flexibilización monetaria del Gobierno, las empresas locales contemplan medidas como trasladar su producción a Japón tras haberla deslocalizado a otros países con costes más competitivos.

Es el caso de Honda, el tercer productor automovilístico de japón, que planea traerse la mayor parte de la producción de su modelo híbrido Honda Fit (comercializado como Jazz fuera del país), actualmente producido en sus plantas de México y Reino Unido, según informó el citado diario económico.

En la misma línea, el fabricante de electrónica Pioneer ha decidido trasladar a Japón la producción de sus dispositivos de navegación para automóviles vendidos en el mercado doméstico, actualmente fabricados en Tailandia.

Otras empresas como el gigante textil Fast Retailing, propietario de la cadena Uniqlo, han optado por medidas como subir sus precios durante los dos últimos ejercicios debido al aumento de los costes de producción, y también estudian una reubicación de sus plantas, añadió el Nikkei.

El dólar se ha cotizado en los últimos días entre la banda media de los 124 yenes, y el martes llegó a rebasar las 125 unidades por primera vez desde finales de octubre de 2002.

Por cada bajada de una unidad de la divisa nipona frente al dólar, los beneficios antes de impuestos de las empresas niponas que cotizan en la primera sección de la Bolsa de Tokio se incrementan un 0,5 por ciento, según estimaciones de la analista financiera SMBC Nikko Securities.

Acerca de ProfesionalesHoy 13582 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy