Una marcha de manifestantes avanza hacia el palacio de la cumbre de G7

Elmau (Alemania), 7 jun (EFE).- Alrededor de 300 manifestantes contrarios a la celebración de la cumbre del G7 en Elmau (Sur de Alemania) partieron hoy de la localidad de Garmisch-Partenkirchen rumbo al remoto hotel donde se reúnen los líderes de las naciones más industrializadas del mundo.

La protesta, que se enmarca dentro de las iniciativas contrarias a este foro informal y sus políticas, partió a las nueve de la mañana (07.00 GMT) de la estación de trenes de Garmisch-Partenkirchen, la localidad más próxima al palacio que acoge la cumbre del G7.

Las fuerzas de seguridad alemanas han indicado a través de la red social Twitter que por el momento la protesta ha transcurrido por vías estrictamente pacíficas.

Está previsto que otras protestas similares provenientes de localidades cercanas converjan en las próximas horas, hasta sumar unas 2.000 personas, según las estimaciones de la federación de convocantes, “StopG7”.

La policía alemana, por su parte, ha indicado que esta protesta no está autorizada a llegar hasta el hotel del encuentro de los líderes del G7, grupo formado por Estados Unidos, Japón, Canadá, Alemania, Reino Unido, Francia e Italia.

Un tribunal administrativo denegó ayer a los manifestantes realizar una protesta simbólica frente al Palacio de Elmau -se había solicitado que participasen un máximo de 50 personas- por “motivos de seguridad”.

Esta previsto que hoy se produzca otra protesta a mediodía (10.00 GMT) en Garmisch-Partenkirchen, que continúa la línea de las iniciativas que critican desde mediados de esta semana en el estado federado de Baviera la cumbre.

A la manifestación celebrada el viernes en Múnich, que congregó a unas 35.000 personas, siguieron ayer las protestas convocadas ya directamente en el entorno de la reunión de líderes, si bien mucho menos numerosas.

En Garmisch-Partenkirchen se registraron el sábado esporádicos altercados entre algún sector de manifestantes y los agentes de policía, que recurrieron a gases lacrimógenos.

La policía alemana ha puesto en marcha un gran dispositivo de seguridad para evitar incidentes violentos, con la movilización de más de 22.000 policías.

Además se han cerrado algunas carreteras al tráfico, se han reintroducido temporalmente los controles fronterizos en Alemania y está previsto que desde hoy y hasta mañana quede parcialmente cerrado el espacio aéreo en un radio de 100 kilómetros alrededor del palacio de Elmau.

Acerca de ProfesionalesHoy 14562 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy