La consejera delegada de GM se niega a “especular” sobre la posible imputación

Washington, 9 jun (EFE).- La consejera delegada de General Motors (GM), Mary Barra, se negó hoy a “especular” sobre la posibilidad de que el Departamento de Justicia de EE.UU. esté considerando imputar al fabricante de automóviles por ocultar un defecto en el sistema de ignición, como afirma el diario The Wall Street Journal.

En un encuentro con los medios de comunicación poco antes del inicio de la reunión anual de accionistas celebrada hoy en Detroit (EEUU), Barra dijo que GM está colaborando con las autoridades estadounidenses.

“Vamos a seguir cooperando tanto como podamos. Pero más allá de esto, creo que cualquier otra cosa es pura especulación y no es bueno”, sostuvo Barra cuando se le preguntó por la información aparecida hoy en The Wall Street Journal.

El rotativo asegura que el Departamento de Justicia de Estados Unidos está estudiando llevar a GM ante los tribunales por ocultar el defecto en el sistema de encendido de más de 2,6 millones de vehículos, algo que puede haber causado al menos 111 muertes en Norteamérica.

Según el diario, la Fiscalía federal de Nueva York se plantea acusar a la empresa de fraude al considerar que hizo declaraciones engañosas y ocultó información sobre esos problemas.

La información señala que las autoridades estadounidenses y GM están negociando un acuerdo, que podría alcanzarse antes del final del verano o a finales de septiembre, y por el que el fabricante pagaría una compensación económica superior a los 1.000 millones de dólares.

Durante la junta de accionistas de GM, Barra se negó a ofrecer una cifra del coste total para la compañía del defecto del sistema de ignición.

En febrero de 2014, General Motors empezó a realizar llamadas a revisión de antiguos modelos para reparar un defecto que permite que el automóvil se apague de forma inesperada simplemente por el peso del llavero que sujeta la llave de encendido o porque la carretera por la que circula el vehículo es irregular.

En mayo de ese año, GM aceptó pagar una multa a la Administración para la Seguridad en la Carretera (NHTSA) por la cifra récord de 35 millones de dólares y reconocer que conocía la existencia del defecto del sistema de encendido desde hacía años, pero no actuó para solucionarlo.

Acerca de ProfesionalesHoy 16788 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy