El Banco de España advierte de riesgos en el proceso de consolidación fiscal

Madrid, 11 jun (EFE).- El Banco de España quiere revisar el IVA, los impuestos especiales y algunas partidas de gasto público y también mantener el “impulso reformista” en el mercado laboral ante “futuras eventualidades” que puedan poner en peligro el proceso de consolidación fiscal.

El informe anual del Banco de España, correspondiente a 2014 y publicado hoy, asegura que el dinamismo de la economía española se ha consolidado en los primeros meses de 2015, pero advierte de que se reducirá el nivel de crecimiento en los próximos doce años y de que el PIB crecerá una media del 1,5 % hasta 2026.

En este escenario, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, advierte de que el proceso de ajuste y reequilibrio de la economía española no ha finalizado y, por ello, demanda el esfuerzo de todas las administraciones para cumplir con los objetivos de déficit público marcados.

Por el lado de los ingresos, el Banco de España sostiene que el sistema impositivo debería ser objeto de atención prioritaria y plantea la necesidad de reforzar el plan de consolidación fiscal con actuaciones complementarias para aumentar los ingresos.

Aquí propone ampliar las bases del IVA, es decir, cambiar determinados artículos de un tipo impositivo a otro, un aumento de los impuestos especiales y una fiscalidad medioambiental.

“Resulta crucial -dice el informe- que tanto la composición del ajuste del gasto como la revisión de la cesta de impuestos se diseñen tratando de minimizar los posibles efectos adversos sobre el crecimiento a largo plazo de la economía”.

Y para estimular este crecimiento, el Banco de España hace hincapié en la reducción de deudas en la que todavía se encuentra inmersa una parte significativa de las empresas españolas, algo que, en opinión de esta institución, es compatible con la recuperación del crédito y su redistribución hacia los agentes más productivos.

No obstante, el organismo subraya que el dinamismo del crédito estará condicionado, por ejemplo, por las perspectivas futuras de rentas y empleo, ya que en el caso de los hogares, estará especialmente vinculada al aumento del empleo juvenil.

Así, en el ámbito laboral, el gobernador del Banco de España aboga por aumentar los incentivos al empleo estable para reducir la dualidad entre fijos y temporales, al tiempo que ve “necesario y urgente” fomentar mecanismos de seguro de ahorro que ayuden a complementar el sistema público de pensiones.

El informe valora la reforma laboral de 2012 que, en su opinión, ha dinamizado el empleo pero alerta de que las tasas de paro siguen en niveles “inaceptables”, por lo que aboga por mantener el “impulso reformista” en el mercado laboral.

“El recurso a la contratación indefinida sigue siendo débil pese a los cambios introducidos para favorecer este último tipo de contratación”, admite en el texto.

El informe anual también sostiene que la recuperación tras la crisis se producirá en niveles inferiores a los del período de expansión del pasado.

En concreto, augura un crecimiento medio del PIB del 1,5 % en los próximos doce años, por debajo del 2,2 % que se registró entre 1983 y 2007.

Para consolidar la recuperación, el informe plantea en materia salarial evitar el retorno a prácticas de indexación salarial, es decir, vinculadas al IPC, que, afirma, ya se han superado.

Además de estas previsiones macro, el informe revela datos salariales de la directiva de esta institución.

Así, Linde percibió en 2014 un salario bruto de 176.060 euros, un 5,8 % más que un año antes, tras desaparecer el recorte adicional del sueldo que se aplicó temporalmente a su antecesor, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

En el caso del “número dos” del Banco de España, Fernando Restoy, recibió 203.410 euros, un 3,92 % más.

Acerca de ProfesionalesHoy 15871 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy