Los precios bajan de nuevo en mayo y suman la caída más larga de la historia

Madrid, 12 jun (EFE).- El encarecimiento de los combustibles y de la alimentación ha moderado la caída interanual de los precios en mayo, hasta el 0,2 %, si bien suman ya once meses en negativo, el mayor periodo continuado de descensos de toda la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE), que comienza en 1961.

El índice de precios de consumo (IPC) ha registrado descensos continuados en su tasa interanual desde julio de 2014, si bien en los cuatro últimos meses se ha moderado esa tendencia.

Pero es de esperar, ha señalado hoy el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, que los precios pasen al terreno positivo a finales de año, una vez se disipe el impacto negativo del abaratamiento del petróleo.

De hecho, en mayo han moderado su descenso los precios del transporte, hasta bajar el 2,2 % (un punto menos que el mes anterior), debido al encarecimiento de carburantes y lubricantes, que hace un año se mantuvieron estables.

También ralentizaron su caída los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, que bajaron el 1,3 % (casi un punto menos), debido al mayor encarecimiento de las frutas frescas, aunque también al menor abaratamiento de las legumbres y hortalizas frescas.

Asimismo, influyeron los incrementos de los precios de las patatas y sus preparados y de los aceites, que un año antes bajaban.

En menor medida, afectó la moderación del descenso de los precios de las comunicaciones (que cayeron el 1,9 %, un punto y medio menos) por la subida de los servicios telefónicos.

También el ocio y la cultura, que bajó el 0,8 % (cinco décimas menos) por el menor abaratamiento de los viajes organizados, y los hoteles, cafés y restaurantes, que sube el 0,9 % (tres décimas más) por la subida de los hoteles y otros alojamientos, frente a los descensos del año pasado.

Por el contrario, siguen empujando a la baja los precios la vivienda, que intensificó cinco décimas su descenso hasta el 2,4 %, por el abaratamiento de la electricidad y, en menor medida, del gas, frente a la estabilidad del año pasado.

Si eliminamos el efecto de los alimentos frescos y de la energía, los precios aumentaron el 0,5 %.

En tasa interanual, los precios han experimentado un comportamiento al alza en todas las comunidades autónomas, aunque se mantienen aún en tasas negativas, salvo en Baleares (donde suben el 0,2 %) y en Cataluña (0,1 %), situando estas regiones sus tasas en valores positivos por primera vez desde noviembre de 2014.

En cuanto a la variación anual del IPC Armonizado -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro- muestra un retroceso en mayo del 0,3 %.

Esta caída representa una moderación de cuatro décimas respecto a la registrada el mes anterior (menos 0,7 %) y contrasta con el crecimiento del 0,3 % contabilizado en la Unión Monetaria, algo que ha sido valorado por Fernández de Mesa porque permite a España ganar competitividad y mejorar sus exportaciones.

Desde los sindicatos, han atribuido la caída de precios al descenso de los costes laborales y de la renta de las familias, han alertado del riesgo de entrar en un periodo de deflación y han considerado necesario que las personas mejoren sus empleos, salarios y su poder adquisitivo para poder percibir la recuperación.

La patronal, por su parte, ha insistido en mantener la moderación salarial para aumentar la competitividad y favorecer la creación de empleo, al tiempo que ha previsto que los precios se mantendrán en negativo la mayor parte del año.

Acerca de ProfesionalesHoy 15809 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy