CatalunyaCaixa dejará de aplicar en julio la cláusula suelo en sus hipotecas

Barcelona, 15 jun (EFE).- CatalunyaCaixa, ahora integrada en el Grupo BBVA, dejará de aplicar la cláusula suelo en las hipotecas sobre vivienda de sus clientes a partir del próximo 1 de julio, una medida que, según la entidad, beneficiará a más de 40.000 operaciones.

A partir de julio, el banco catalán comunicará individualmente a cada consumidor afectado el impacto que esta decisión supondrá sobre la cuota de su préstamo, con el objetivo de potenciar “la transparencia y la confianza como base de la relación con sus clientes”, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En relación a las nuevas hipotecas concedidas, la entidad no incluye cláusulas suelo en las minutas de los préstamos hipotecarios a consumidores desde abril de 2013.

La entidad estima que, con la actual cotización del índice de referencia mayoritariamente utilizado en esos contratos, euríbor a un año, la aplicación de esta medida comportará una reducción del beneficio neto después de impuestos en el mes de julio de 2,3 millones de euros.

En meses sucesivos, el impacto dependerá de la evolución del euríbor a un año.

Tras su integración en BBVA, CatalunyaCaixa adopta una medida, la de la supresión de la cláusula suelo en las hipotecas ya constituidas que incorporan esta cláusula, que el grupo presidido por Francisco González puso en marcha hace dos años de forma pionera en España.

BBVA anunció esta decisión el 12 de junio de 2013, el mismo día que el Tribunal Supremo aclaró que las cláusulas suelo son nulas incluso si el cliente se benefició “durante un tiempo” de caídas en el euríbor.

CatalunyaCaixa está actualmente comandada por Cristina de Parias y Xavier Queralt, la primera como presidenta y el segundo como consejero delegado.

La entidad, fruto de la fusión de Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caixa Manresa, obtuvo en 2014 un beneficio de 122,8 millones de euros, lo que supone un 75,5 % menos que el año anterior, como consecuencia de la reducción del balance por los compromisos del Plan de Reestructuración aprobado por la Comisión Europea y por los extraordinarios obtenidos en 2013.

BBVA estima que Catalunya Banc comenzará a tener un impacto positivo en sus cuentas a partir de 2016, y que su aportación será de unos 300 millones anuales a partir de 2018.

Tras tomar el control del banco catalán, BBVA ha planteado un ajuste de plantilla en los próximos tres años de unas 2.000 personas y el cierre de 400 oficinas en Cataluña.

Acerca de ProfesionalesHoy 13582 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy