España, Francia y Portugal crean un grupo de alto nivel de interconexión energética

Luxemburgo, 15 jun (EFE).- España, Francia, Portugal y la Comisión Europea (CE) firmaron hoy un acuerdo para crear un grupo de alto nivel que elaborará un plan para romper las barreras energéticas e impulsar proyectos clave de infraestructuras de energía en el suroeste de Europa.

El grupo ayudará a hacer realidad la aplicación de la llamada “Declaración de Madrid”, firmada el 4 de marzo, que pretende impulsar las interconexiones energéticas entre esos países y acabar con el aislamiento de la península Ibérica, informó el Ejecutivo comunitario.

El equipo se ocupará tanto de las infraestructuras de gas como de las de electricidad, garantizará un seguimiento regular y proporcionará asistencia técnica a los Estados miembros, según un comunicado de la CE.

La ministra española de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, valoró en un encuentro con la prensa la creación de este grupo, que consideró importante “para que podamos seguir avanzando en el desarrollo de un sistema energético más sostenible dentro de la UE”.

García Tejerina recordó que, en el Consejo Europeo donde se acordó el paquete de energía y clima, “una de las cosas que introdujo España fue la necesidad de mejorar la conexión energética de España con el resto de Europa”.

Ello es fundamental, dijo la ministra, “para que los ciudadanos accedan a una energía sostenible, para la seguridad del abastecimiento, pero también para desarrollar el mercado de las energías renovables”.

Por su parte. el comisario europeo de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, indicó en un comunicado que “la energía debe circular libremente por toda Europa. Esto proporcionará beneficios a toda la UE y, en particular, a los consumidores europeos”.

Ello, subrayó el comisario, también servirá para “reforzar la competitividad de nuestra industria y crear puestos de trabajo, al tiempo que se protege el medioambiente, gracias a un mejor uso de la energía renovable”.

La CE recuerda que la creación de las conexiones transfronterizas que faltan entre la península Ibérica y el resto del mercado de la energía de la UE es una prioridad para la Comisión Europea.

La constitución del grupo de alto nivel “es un paso importante en esa dirección, ya que su trabajo será fundamental para conseguir la integración de la península Ibérica y el resto del mercado de la energía de la UE”, agrega.

Para apoyar el trabajo del mismo, la Comisión ha puesto en marcha dos estudios sobre los beneficios, los costes y las posibilidades técnicas de nuevas interconexiones de gas y electricidad entre la península Ibérica y el resto de Europa.

Los resultados del estudio de la electricidad se presentarán en otoño, mientras que los del informe del gas estarán disponibles en diciembre de 2015.

El principal obstáculo para la creación de un mercado regional en el suroeste de Europa sigue siendo la insuficiencia de la capacidad de interconexión, que ha impedido que las empresas energéticas españolas y portuguesas puedan participar en el mercado interior de la UE, señaló hoy la CE.

Sin embargo, la interconexión entre la península Ibérica y el mercado interior de la UE ha cobrado un nuevo impulso recientemente, ya que en enero de 2015 los gestores de redes de transporte de España, Francia y Portugal firmaron un documento estratégico común para el desarrollo de la interconexión eléctrica.

Además, en febrero de 2015, fue inaugurada la línea eléctrica Santa Llogaia-Baixàs, que duplica la capacidad de interconexión entre Francia y España, proyecto que recibió 255 millones de euros de ayuda de la UE.

El plan de aplicación elaborado por el grupo de alto nivel se centrará en la consecución de llegar a un objetivo del 10 % de interconexión eléctrica antes de 2020.

Esto significa que cada Estado miembro debe garantizar que tiene instalados los cables de electricidad que permitirán que al menos el 10 % de la electricidad producida por sus centrales eléctricas sea transportado a través de las fronteras a los países vecinos.

El nivel actual de interconexiones entre España y Portugal es del 4 %.

El plan dará prioridad al proyecto del golfo de Vizcaya y a las dos líneas que cruzan los Pirineos y se centrará también en el desarrollo del llamado Eje Oriental, que permitirá los flujos bidireccionales de gas entre la península Ibérica y el sistema gasístico francés.

También estudiará las maneras de eliminar los cuellos de botella internos que impiden el libre flujo de gas desde la península Ibérica hacia el sistema gasísitico francés.

Acerca de ProfesionalesHoy 14503 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy