El A400M hace vuelos de demostración en espera del fin de las restricciones

Le Bourget (Francia), 15 jun (EFE).- El A400M fue el gran protagonista en la inauguración hoy del Salón Aeronáutico de Le Bourget, con varios vuelos de demostración en espera de que en los próximos días se levanten las restricciones que pesan sobre este avión militar de Airbus desde el accidente de Sevilla en mayo.

La apertura de Le Bourget, la mayor feria mundial del sector aeronáutico, estuvo marcada por dos vuelos del A400M en presencia del presidente francés, François Hollande, que mostró así su respaldo a un programa que se ha visto sacudido por el siniestro del 9 de mayo pasado.

El primero corrió a cargo de un A400M del Ejército francés, y le siguió un ejemplar de pruebas de Airbus, el MSN6, que realizó piruetas ante las autoridades y el público profesional.

Los A400M del constructor han continuado realizando vuelos de prueba tras el accidente de Sevilla en el que murieron cuatro de sus empleados durante un ejercicio de pruebas.

Eso pese a que las autoridades decretaron, con carácter preventivo, la suspensión de las operaciones para las aeronaves “de producción”, las que han sido entregadas a los países clientes.

Airbus espera que, de acuerdo con lo que avanzaron los responsables españoles de seguridad aérea, esas restricciones se levanten próximamente, incluso esta misma semana, porque consideran que se han hecho las verificaciones necesarias para comprobar que no hay ningún peligro de que el incidente se repita.

El fabricante europeo no sólo no ha constatado ningún impacto del problema de su avión de transporte militar en las negociaciones para la venta de otros aparatos comerciales, sino que un portavoz incidió en la idea de que la experiencia muestra que los accidentes no afectan a la marcha del negocio.

Prueba de ello fueron los contratos firmados por el grupo en esta primera jornada del salón.

Así, Airbus anunció la venta firme de 60 aviones de la versión modernizada de su familia de un solo pasillo, la del A320neo, a la compañía de alquiler GECAS.

El precio de catálogo de los A320neo es de 106,2 millones de dólares cada uno. El de los A321neo de 124,4 millones.

La compañía indonesia Garuda, por su parte, firmó una “carta de intenciones” con vistas a la compra de 30 unidades del nuevo avión A350 de Airbus, un contrato que de materializarse podría acercarse a los 9.000 millones de euros a precio de catálogo.

A más largo plazo, Airbus dijo que el mercado global de aviones de más de cien plazas se duplicará al pasar de los 19.000 actuales a unos 38.500 gracias sobre todo al tirón del tráfico aéreo en los países emergentes.

En un estudio de previsiones, Airbus indicó que de aquí a 2034 el crecimiento del transporte aéreo de pasajeros progresará a un ritmo medio del 4,6 % anual.

Para absorber esa evolución y la renovación de flotas de las compañías, harán falta unos 32.600 aviones por valor de alrededor de 4,9 billones de dólares.

Mientras en Europa y Norteamérica el tráfico de pasajeros subirá a un 3,8 % anual, en las economías emergentes la cadencia será del 5,8 %, y una de las consecuencias será que China se convertirá en el primer mercado (por delante de Estados Unidos) en el plazo de un decenio.

Las previsiones de Airbus son un poco menos optimistas que las de Boeing, que la semana pasada indicó que de aquí a 2034 se comercializarán 38.050 aviones nuevos.

Según el grupo estadounidense, las regiones Asia-Pacífico y Oriente Medio van a tener las mayores cadencias, con una progresión del 2,7 % anual del número de aeronaves, mientras en Latinoamérica y en África el ascenso será del 2,4 %, del 1,6 % en Europa y del 1,4 % en Norteamérica.

Acerca de ProfesionalesHoy 14506 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy