Eurocloudexpo

Última hora

España sufre por el miedo al “Grexit” y vuelve a pagar por colocar su deuda

Madrid, 16 jun (EFE).- España ha sufrido hoy un revés y ha tenido que volver a pagar a los inversores por comprar letras a seis y doce meses, a las que ha aplicado los intereses más elevados desde diciembre de 2014 por el temor de los inversores al impacto del “Grexit”, la salida de Grecia de la zona del euro.

De los 4.015,23 millones de euros adjudicados hoy, 683,62 han salido a seis meses con un interés marginal del 0,135 %, el mayor desde diciembre del pasado año, en tanto que los 3.331,61 millones restantes han salido a un año con una rentabilidad del 0,275 %, también la más elevada desde el cierre de 2014.

España se despide así, al menos de momento, del selecto club de países que colocan deuda con intereses negativos, entre los que figuran Alemania, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia y Holanda.

Para el analista de XTB Javier Urones la explicación radica en que “la vorágine vendedora en el mercado de deuda europea arrastra a España, y hace que la prima de riesgo frente a Alemania se duplique en prácticamente tres meses”.

Exactamente el 16 de marzo, la prima de riesgo de España se situaba por debajo de 90 puntos básicos, frente a los 176 que ha llegado a marcar hoy.

Y es que los inversores, añade Urones, vuelven a considerar a España como un país de alto riesgo en el que los últimos resultados políticos no contribuyen precisamente a garantizar la estabilidad del actual Ejecutivo.

El interés exigido a nuestro país supera por primera vez en más de tres meses el solicitado a Italia y se acerca al de otros países periféricos, señala; la prima de riesgo de Italia se sitúa ahora en 156 puntos básicos, en tanto que la de Portugal asciende a 249 y la de Grecia supera los 1.100.

No obstante, la buena dinámica que ha tenido el mercado de deuda soberana española hasta hace prácticamente un mes y medio “contribuye a que el balance global de esta primera mitad de año siga siendo realmente positivo”.

Desde comienzos de año, el Tesoro ha captado 79.400 millones de euros, el 55,9 % de la previsión de emisión a medio y largo plazo para todo el año, que asciende a 141.996 millones de euros.

Y a un coste medio de la emisión del 0,83 % a cierre de mayo, frente al 1,52 % de diciembre de 2014.

Urones cree que los inversores miran ya a la jornada del jueves, cuando se subastarán bonos a tres años y obligaciones cinco y diez, una puja en la que “a buen seguro seremos testigos de otro repunte en la rentabilidad exigida a nuestro país”, indica Javier Urones, que matiza que el Tesoro, consciente del impacto negativo que está teniendo la crisis griega, se está replanteando el dejar de emitir deuda a corto plazo y reestructurar las subastas hacia vencimientos más lejanos.

La demanda de los inversores en la emisión de hoy ha alcanzado 7.439 millones de euros, con lo que la ratio de cobertura, que es la proporción entre las solicitudes y el importe finalmente adjudicado, ha sido en esta ocasión de 1,8 veces.

El Tesoro tiene aún pendientes dos subasta este mes, de bonos a tres, cinco y diez años este jueves, y de letras a tres y nueve meses el martes 23.

Acerca de ProfesionalesHoy (11577 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy