Atenas defiende las concesiones que hace como resultado de “unas negociaciones duras y difíciles”

Atenas, 22 jun (EFE).- El Gobierno griego defendió hoy su nueva propuesta, que incluye medidas mucho más drásticas de lo planeado inicialmente, y aseguró que es resultado de “unas negociaciones duras y difíciles” y no parte del programa inicial del ejecutivo izquierdista.

Fuentes gubernamentales recalcaron que la nueva propuesta, que contempla ingresos por un total de 8.000 millones de euros entre este y el próximo año, “no afectará a los derechos laborales, no disuelve el tejido social y ofrece perspectivas”, sin “condenar al país a la dura austeridad”.

Uno de los pilares de la propuesta, señalaron las citadas fuentes, consiste en “resolver la cuestión de la deuda” con el fin de acabar con el “círculo vicioso de la incertidumbre”.

En concreto, el plan, como ya había adelantado el Gobierno hace varias semanas, propone trasladar al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) los bonos que ahora están en manos del Banco Central Europeo, por un total de 27.000 millones de euros.

Con el traslado de estos fondos al MEDE, el Gobierno confía en poder renegociar los plazos de devolución y reducir los tipos de interés.

En su plan presentado a las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional), el Gobierno de Alexis Tsipras insiste en la necesidad de desarrollar un programa de inversiones, centrado sobre todo en el desarrollo de infraestructuras y nuevas tecnologías, financiado a través del denominado paquete Juncker y con fondos del Banco Europeo de Inversiones.

Como ya había avanzado en vísperas del anterior Eurogrupo, Grecia se compromete a un superávit primario del 1 % en 2015, del 2 % en 2016.

En la reforma del IVA, el plan mantiene la idea inicial de tres tipos impositivos (6 %, 13 % y 23 %), a diferencia de las dos tasas que pedían las instituciones, y si bien reduce en medio punto porcentual (al 6 % del 6,5 % actual) el gravamen sobre medicamentos y libros, eleva sensiblemente la carga sobre los hoteles, que pasarán a pagar un 13 % en lugar del 6,5 % actual.

Las citadas fuentes señalaron que se mantendrá el régimen especial de IVA reducido en las islas con economías débiles.

La reforma del IVA así como la del sistema de pensiones era uno de los puntos mas espinosos durante toda la negociación con los socios.

En el debate sobre pensiones, el Gobierno de Tsipras aseguró hoy que las prejubilaciones se irán eliminando gradualmente a partir de 2016 hasta su abolición total en 2025.

En cambio, introduce una serie de medidas abocadas a eliminar el déficit de las cajas de pensiones (cláusula de déficit cero), que contempla subidas en las cotizaciones a la Seguridad Social, así como las contribuciones de los pensionistas a los seguros de enfermedad.

Al mismo tiempo, la propuesta contempla elevar del 26 % al 29 % el impuesto de sociedades, introduce un gravamen especial del 12 % a las empresas con beneficios que superen los 500.000 euros, y aumenta el impuesto de lujo sobre automóviles de alta gama, piscinas y yates.

Entre las prioridades se mantiene la lucha contra el contrabando de petróleo, la intensificación de los controles sobre las transferencias bancarias y la lucha contra la evasión fiscal.

Por otro lado, las citadas fuentes recalcaron que el Gobierno mantendrá sus planes de restaurar la negociación colectiva a finales de este año, de no introducir la posibilidad de proceder a despidos masivos como lo exigían los acreedores y de subir el salario mínimo interprofesional.

Acerca de ProfesionalesHoy 14070 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy