El Gobierno echa cuentas y ultima esta semana un techo de gasto más social

Madrid, 28 jun (EFE).- El Gobierno prepara los presupuestos generales del Estado para 2016 y decide la próxima semana si hay margen para aumentar el gasto y rebajar impuestos, ya que la intención es aprobar el viernes un techo de gasto “más social” sin perder de vista el cumplimiento de los objetivos de déficit público.

“La semana que viene es clave”, afirman fuentes del ministerio de Hacienda, que señalan que ya se están “echando cuentas” para analizar si hay margen para poder resarcir a los colectivos más perjudicados por la crisis: los funcionarios y las familias.

El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha asegurado que serán los presupuestos del crecimiento y que intentarán llegar “a las mayores capas de la sociedad posible”.

El primer paso es presentar el techo de gasto a los gobiernos autonómicos el jueves en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y dejar claro que deben cumplir los objetivos de déficit y de deuda marcados en el Programa de Estabilidad 2015-2018 que fue aprobado el 30 de abril.

Este programa indicaba un déficit para el conjunto de las administraciones públicas del 4,2 % del PIB para este año y del 2,8 % para el que viene y acompañaba un cuadro macroeconómico con un alza del PIB que previsiblemente será mejorado en el Consejo de Ministros del viernes.

Estos datos están en el horizonte de un presupuesto cuyo calendario de tramitación se conocerá la próxima semana, y que depende en buena medida de la fecha de la convocatoria de las elecciones generales, aunque la intención del Ejecutivo es llevar el techo de gasto a las Cortes en julio.

Con el fin de analizar si hay margen o no para incentivos fiscales, rebajas de impuestos y ayudas a las familias, el Gobierno primero debe hacer una previsión de ingresos y luego establecer las partidas de ajuste en términos de contabilidad nacional.

De estas dos variables sale el techo de gasto que previsiblemente en 2016 será superior al de 2015, cuando ascendió a 129.060 millones de euros.

No obstante, el ministerio recuerda que aunque los ingresos han aumentado y los ajustes serán menores que en anteriores ejercicios “también hay que seguir reduciendo el déficit y bajar del 4,2 % al 2,8 %”, 1,4 puntos porcentuales que son ineludibles.

De todas formas, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo el 17 de junio que si el nivel de recaudación lo permite habrá nuevas bajadas de impuestos.

Estas rebajas fiscales adicionales estarían más ligadas a la imposición directa (IRPF e Impuesto de Sociedades), que a la imposición indirecta (IVA), según reflexionó recientemente el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

España forma parte de Europa y hay políticas tributarias cuyo paradigma hay que cumplir por esa adscripción, señalaba.

Lo cierto es que la recaudación va bien y es “potente”, según fuentes del ministerio, ya que de enero a abril en términos homogéneos se ingresó un 4 % más que en el mismo período de 2014, y los ingresos procedentes del IVA de las pymes correspondientes a mayo también crecieron un 10 %.

El próximo 30 de junio se conocerán los datos de la Ejecución Presupuestaria de mayo, otro día clave para ultimar el techo de gasto.

Con todo, en los próximos días se conocerá si los empleados públicos podrán recuperar la totalidad o una parte de la paga extra que les fue suspendida en 2012, o si son posibles incentivos fiscales y ayudas a las familias que podrían venir con la ampliación de los mínimos exentos para contribuyentes con hijos o con la reducción de los tipos impositivos en los tramos más bajos.

Acerca de ProfesionalesHoy 15811 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy