Grecia celebra un referendo bajo el peso del impago y la falta de liquidez

Atenas, 28 jun (EFE).- Una vez que los socios han rechazado prorrogar el rescate, Grecia se prepara para una semana en la que deber√° compaginar la campa√Īa del refer√©ndum con graves problemas de liquidez y la incertidumbre sobre una eventual imposici√≥n de control de capitales.

El Banco Central Europeo (BCE) envió un mensaje tranquilizador al anunciar que mantendrá las inyecciones de liquidez a la banca griega, aunque sin elevar el techo máximo de los préstamos de emergencia de actualmente en torno a los 99.000 millones de euros.

En Atenas, el consejo de estabilidad financiera se reuni√≥ para valorar esta decisi√≥n y al t√©rmino del encuentro el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, afirm√≥ escuetamente que el Gobierno tomar√° “toda medida que sea necesaria para que no haya problemas en la vida cotidiana de los griegos”, no logrando con ello despejar la duda sobre si el lunes los bancos abrir√°n o no.

Tras firmar el decreto que oficializa la convocatoria del referendo, el presidente de la Rep√ļblica, el conservador Prokopis Pavl√≥pulos, manifest√≥ su confianza en que los ciudadanos mostrar√°n “madurez” y “determinaci√≥n”, pues “la gente sabe lo que est√° en juego”.

La consulta se celebrará el próximo domingo 5 de julio y, para que su resultado tenga validez, debe contar con una participación de al menos un 40 % de los votantes.

En la calle no se percib√≠a hoy todav√≠a ninguna se√Īal de campa√Īa, pero desde ayer las conversaciones en cafeter√≠as, comercios y plazas versaban sobre esta nueva vuelta de tuerca de la crisis griega.

En los cajeros automáticos se empezaban hoy a notar los primeros síntomas de escasez y allí donde todavía había gente era porque había dinero.

Otros cajeros -en cambio- se hab√≠an quedado ya vac√≠os, con peque√Īas colas de gente que se abortaban inmediatamente por falta de efectivo.

“Que no cunda el p√°nico, debemos defender nuestra dignidad”, dec√≠a un hombre ya mayor a un peque√Īo grupo de personas, en su mayor√≠a mujeres, que se encontraban delante de dos cajeros vac√≠os.

“Pero si yo no digo que no se trate de dignidad. Yo estoy aqu√≠ porque tengo que dar de comer a mis hijos”, afirmaba una mujer, mientras que otra respond√≠a, casi excus√°ndose por querer sacar dinero: “Mire, yo lo √ļnico que quiero es sacar dinero para mis compras de la semana”.

La cuesti√≥n de fondo del refer√©ndum es, por tanto, “decidir si se opta por la dignidad o por el dinero”, se planteaba una tercera mujer en alusi√≥n a que un “s√≠” en la votaci√≥n del domingo volv√≠a a abrir el grifo de los socios.

“¬ŅPero qui√©n dice que firmar el acuerdo signifique que vayamos a tener dinero?”, respond√≠a otra, aludiendo con ello a que la pr√≥rroga de cinco meses propuesta por las instituciones b√°sicamente contempla fondos para poder servir la deuda, pero no para emprender alg√ļn programa de crecimiento.

Por ahora no hay ninguna encuesta que se haya realizado despu√©s del anuncio sorpresa del primer ministro, Alexis Tsipras, en la madrugada del s√°bado, de convocar el refer√©ndum, pero los dos sondeos m√°s recientes efectuados justo antes apuntan a una victoria del “s√≠”, es decir, de firmar el acuerdo con los acreedores.

En concreto, la encuesta del instituto demosc√≥pico Kapa para el dominical “To Vima”, realizada entre el mi√©rcoles y el viernes, muestra que, en caso de celebrarse un referendo, un 47,2 % votar√≠a a favor del acuerdo y un 33 % en contra.

Otro sondeo, el del instituto Alco, apunta a un 57 % a favor de firmar el acuerdo y un 29 % por la ruptura.

Estas encuestas deben tomarse con cautela pues se realizaron sin tener en cuenta que el Gobierno ha pedido el “no”, lo que podr√≠a llevar a algunos de los votantes de la coalici√≥n de Syriza y de los nacionalistas Griegos Independientes a darles su respaldo.

Si finalmente prospera el “s√≠”, se abren las puertas a retomar inmediatamente la negociaci√≥n pero en el plano pol√≠tico se plantea la inc√≥gnita de si ser√≠a el actual Gobierno el que volver√≠a a la mesa del di√°logo.

Tsipras ha asegurado que respetar√° cualquiera que sea el resultado y que un rotundo “no” de la poblaci√≥n reforzar√° la posici√≥n del Gobierno en la negociaci√≥n, pero, desde el otro lado de la mesa, el mensaje ha sido que el di√°logo se retomar√° solo en caso de una respuesta positiva de la poblaci√≥n.

Seg√ļn coinciden los analistas pol√≠ticos, un “no” conducir√≠a con toda probabilidad a la dimisi√≥n del Gobierno y, o bien llevar√≠a a la convocatoria de elecciones inmediatas o a la formaci√≥n de un Ejecutivo de unidad nacional transitorio, encargado exclusivamente de terminar las negociaciones.

Acerca de ProfesionalesHoy 14524 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy