El Gobierno ve a España blindada ante Grecia y pide a Tsipras que recapacite

Madrid, 29 jun (EFE).- El Gobierno considera que los españoles pueden estar tranquilos porque España está “blindada” ante un proceso de contagio de Grecia, pero pide al Ejecutivo de Tsipras que “recapacite” por la convocatoria de un referéndum de “ruptura” con las negociaciones emprendidas y lleno de “incertidumbres”.

Así se han expresado hoy el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, en una jornada protagonizada por la reunión, a primera hora de la mañana y con carácter de urgencia, de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos para analizar la situación creada ante la falta de acuerdo entre las instituciones europeas y Grecia.

“Aún hay tiempo para el acuerdo con Grecia, hasta las doce de la noche de mañana”, ha dicho De Guindos en una comparecencia en el palacio de la Moncloa, junto a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, en la que ha dejado claro que reformas, como las emprendidas en España, son fundamentales para superar circunstancias extraordinarias.

De Guindos ha sostenido que las reformas son “el principal plan de contingencia de España. Ahí está nuestro cortafuegos”.

Tras la comparecencia del ministro, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ahondado en la misma línea y ha garantizado que los españoles pueden estar tranquilos ante la crisis, porque en los últimos años se han aplicado políticas serias.

“Los españoles pueden estar tranquilos, entre otras razones porque a lo largo de los últimos años, con su esfuerzo, dedicación, trabajo y comprensión, han apoyado las reformas que se han llevado a cabo y han dado lugar a que en estos momentos en España podamos estar tranquilos”, ha sido el mensaje lanzado por el jefe del Ejecutivo.

En la comparecencia de Moncloa, De Guindos ha advertido al Gobierno de Tsipras que el pueblo griego será, finalmente, quien pague las consecuencias de un referéndum, convocado con sólo 8 días de anticipación y sin saber todavía “a qué se dice no”, es decir, lleno de “incertidumbres”.

“Un corralito afectará básicamente a la gente corriente” ha insistido De Guindos que ha advertido de que es el pueblo el que hace colas ante los cajeros. “Los ricos y poderosos ya se han llevado el dinero del país”, ha precisado.

En este proceso de negociaciones y de gestos, De Guindos ha descartado una quita a la deuda griega y ha corroborado que el dinero prestado por España a Grecia asciende a 26.000 millones de euros y la “exposición” de empresas y bancos muy reducida.

“Los 26.000 millones fueron solidaridad pura y dura. Nosotros no tenemos casi exposición, ni desde el punto de vista comercial ni financiero. Lo que hemos hecho es ser solidarios con el pueblo griego” ha relatado.

Por su parte, también en la comparecencia, la vicepresidenta ha avanzado que durante el fin de semana, el presidente del Gobierno ha mantenido contactos fluidos con el gabinete económico del Ejecutivo así como con el líder de la oposición y de los principales partidos políticos.

Precisamente hoy muchas formaciones políticas se han pronunciado sobre esta crisis y, en concreto, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha demandado a Rajoy, una “posición constructiva” para que Grecia no salga del euro.

Sánchez ha garantizado que él, por su parte, va a “empujar en esa dirección”.

Para el líder de IU, Cayo Lara, PP y PSOE son partidos “homónimos” de las fuerzas políticas que han conducido a Grecia “al desastre” y ha arremetido contra los poderes europeos y económicos que han endeudado al país heleno para “expoliarlo” y arrebatarle el Estado del bienestar.

Por parte de Podemos, el responsable de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, ha denunciado el “chantaje inaceptable” a Grecia por parte del FMI y el Banco Central Europeo y ha criticado la “nefasta” imagen que está dando Rajoy, actuando como un “gobierno colonial” al “servicio de Merkel”.

Por contra, el expresidente del Gobierno José María Aznar y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, han puesto el ejemplo de Grecia para arremeter contra los “populismos” y la izquierda “radical” y advertir del riesgo que tendría para España que estas opciones llegasen a gobernar.

Por parte de los sindicatos, UGT ha hecho un llamamiento a las instituciones griegas para que rebajen la presión sobre Grecia.

En un comunicado, UGT ha tildado de “insostenible” la situación y ha dicho que se puede empujar a Grecia hacia la salida del euro por la presión de los prestamistas.

Acerca de ProfesionalesHoy 15827 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy