El Gobierno gastará un 4,4 % menos en 2016 pero descarta nuevos recortes

Madrid, 10 jul (EFE).- El Gobierno ha fijado hoy el techo de gasto para 2016 en 123.394 millones de euros, un 4,4 % menos que el año pasado, una reducción que el Ejecutivo ha desvinculado de los recortes y ha ligado al ahorro por los menores intereses de la deuda y a la reducción del gasto en prestaciones por desempleo.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, que aprobó los objetivos de estabilidad presupuestaria hasta 2018 y el techo de gasto para el próximo ejercicio, tanto el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, como el de Economía, Luis de Guindos, han defendido unas proyecciones y unos presupuestos enmarcados en la austeridad porque “el aumento del gasto público va contra la recuperación”.

“El Gobierno no tiene ninguna intención de cambiar ni la orientación ni el contenido de sus políticas económicas básicas, incluida la presupuestaria”, ha dicho Montoro.

La aprobación del techo de gasto, el primer paso para elaborar los Presupuestos Generales del Estado de 2016, refleja que el Gobierno dejará de gastar 5.666 millones de euros con relación a 2015, y lo hará fundamentalmente por el ahorro en las prestaciones por desempleo y en las aportaciones al SEPE.

No obstante, el próximo año, y según los datos facilitados desde Moncloa, los ingresos crecerán el 0,8 % hasta 134.773 millones, especialmente por la mayor recaudación tributaria, que ha aumentado el 7,4 % hasta mayo.

A estos ingresos hay que sumar los 25.134 millones en que habrá que reducir el déficit del Estado, hasta llegar al 2,2 % del PIB.

Si a esa suma (159.907 millones) se le descuentan los 33.797 millones destinados a la financiación de las administraciones públicas y los 2.716 millones de ajustes de contabilidad nacional, se obtiene como resultado el límite de gasto de 123.394 millones.

El Consejo de Ministros también ha actualizado la tasa de paro, que ha rebajado un punto al cierre de 2015 para situarla en el 21,1 %. Esta tasa es un punto y medio más baja que la que había en 2011, al inicio de la legislatura.

El titular de Economía ha hecho hincapié en que esta tasa corrobora que la economía española va a crear más de un millón de puestos de trabajo.

La economía española lleva ocho trimestres de tasas de crecimiento positivas”, lo que, en su opinión, indica que se “empieza a ver la luz a final del túnel”.

Sobre la evolución de empleo, el ministro ha dicho que es “prácticamente idéntica” a la establecida en el programa de estabilidad, si bien ha apreciado una “ligera mejora” tanto en tasa de paro en términos de contabilidad nacional como en la creación de empleo, que mantiene una tasa de crecimiento del 3 % en 2015 y 2016

En palabras del ministro de Economía, “España encabeza la mejora económica y del mercado de trabajo entre los países desarrollados” pero, además, la evolución del PIB y el número de ocupados supone recuperar los ritmos de crecimiento previos a la recesión.

En la actualización del cuadro macroeconómico, el Gobierno ha elevado al 3,3 % el aumento del PIB este año, cuatro décimas más de lo fijado en abril, en el último programa de estabilidad, y del 3 % en 2016, una décima más.

Estas proyecciones ya habían sido avanzadas el 2 de julio por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que las justificaba en un escenario de recuperación.

El Consejo de Ministros también ha dado el visto bueno a los objetivos presupuestarios de déficit y deuda, que coinciden con los establecidos en el programa de estabilidad, presentado en Bruselas.

Según el Gobierno, la nueva senda supone el cumplimiento de unos objetivos de déficit del 4,2 % del PIB para 2015; el 2,8 % en 2016; el 1,4 % del PIB para 2017 y el 0,3 % para 2018.

El déficit de la Administración central se reducirá progresivamente hasta alcanzar el 0,2 % del PIB en 2018 y el de la Seguridad Social el 0,1 % ese mismo año.

Mientras tanto las comunidades autónomas y las entidades locales tendrán equilibrio presupuestario en 2018, siguiendo con la política de consolidación fiscal.

En este sentido, el ministro de Hacienda ha reconocido que entre 2011 y 2014 las comunidades autónomas han hecho un esfuerzo en la corrección del déficit público, “algo superior” pero “parecido” al de la administración central.

No obstante, Montoro ha tachado de “tópico” que se diga que las regiones han cargado con el peso del déficit en mayor medida que el Estado.

El Gobierno tampoco toca su previsión de deuda pública para 2015 en el 98,9 % si bien espera una tendencia descendente que llegue al 93,2 en el año 2018.

Acerca de ProfesionalesHoy 13631 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy